Padres · 12 de Mar 2018

¿Es necesario conversar con los chicos sobre la violencia?

Encontremos las palabras y la forma de explicarles lo que vemos día a día en las noticias.

Violencia infantil

Canal IPe

Hablar de violencia con los chicos no es fácil. Es un tema sensible que produce inseguridad con tan solo pronunciarlo, pero que es necesario tratar para tener claro el panorama de la situación y así actuar en la prevención.

 

De acuerdo con la Unicef la violencia se produce cuando alguien utiliza la fuerza o una situación ventajosa para lastimar a otra persona a propósito. En este sentido, la violencia incluye tanto amenazas como acciones que puedan dañar la mente, el cuerpo o bienestar en general de una persona.

¿Cómo actuar?

Los chicos pueden ver las noticias en la televisión, en los diarios mientras van de camino al colegio o incluso mediante las redes sociales. Queramos o no, están expuestos a la información y es momento de hablar con ellos.

 

Para empezar, debemos tener en cuenta la edad. Verónica Cagigao, coordinadora de salud mental del Instituto Libera, sugiere que en niños pequeños como de 1 o 2 años, se puede ir dándoles pautas que serán la base para conversar sobre temas más complejos. En esa línea Cagigao también recomienda explicarles las partes de su cuerpo mientras se les baña o cambia, resaltando la importancia de su cuidado.

 

“En niños de 5 a 6 años que tienen un mayor dominio y comprensión de lenguaje se pueden introducir estos términos (violación o abuso sexual) de manera sencilla, pero siempre unido al hecho que son amados, que nadie puede tocarlos si no lo desean, que pueden avisar si alguien trata de hacerles daño, que pueden confiar en nosotros y que siempre serán defendidos”, cuenta la psicoterapeuta. 

 

Verónica también nos pide, como padres o adultos responsables, no ser restrictivos o reprimir en exceso las expresiones naturales de los niños. Al hacerlo les estamos diciendo que los adultos pueden decidir por ellos y que deben ceder a la voluntad de los demás, algo que puede resultar perjudicial al momento de comunicar alguna situación de riesgo.

violencia_infantil_-_cifras.png
Las cifras nos dan una alerta del momento que viven nuestros chicos y chicas.

¿Qué está pasando?

Gisella Vargas, médico psiquiatra especialista en niños y adolescentes, considera que uno de los motivos de este momento es una desatención por parte de los padres o responsables de los chicos.

 

“Los niños no siempre están bajo supervisión de un adulto, pasan horas solos o en lugares poco seguros donde personas desconocidas se acercan con engaños para aprovecharse de ellos (…) Los más susceptibles son niños y niñas de hogares disfuncionales, donde las relaciones entre los adultos son inadecuadas y los problemas se resuelven por la fuerza y no por la razón”, destaca. 

 

Según Unicef muchos de los casos son silenciados. En un informe especializado, se pudieron detectar los siguientes. 

 

  • Temor.- Hay miedo en denunciar la violencia al saber que la persona que abusa tiene más poder y puede tomar represalias.

  • Estigma.- Los niños pueden creer que se sentirán rechazados o culpados si hablan con alguien sobre el tema.

  • "Es normal".- Al desarrollarse en un entorno violento, el niño o niña cree que es una situación cotidiana.

  • No se denuncia.- Por desconfianza en las autoridades o no encontrar a quién recurrir.

  • No es registrada.- A pesar de existir la denuncia, no existe un registro exacto para conocer la gravedad del problema.

 

Para Vargas, la clave está en fomentar vínculos de confianza entre padres e hijos y estimular el autoestima de los chicos para que sean capaces de defender su propia integridad.

 

Hablemos con franqueza sobre la coyuntura y borremos las inseguridades para construir un mejor camino para los chicos.

Imagen de mvillafranca

Viajar, café, música, llamas, alpacas y mucho queso

Compartir en:

Mantente al día con el Newsletter de Canal IPe

Canal IPe ® Todos los Derechos Reservados 2017

Términos y Condiciones

Síguenos en:

® Todos los Derechos Reservados 2016