Cine y Teatro · 30 de Oct 2018

El ideal de una Ciudad Infinita

Cómo una comunidad logró asentarse en una ciudad.

Voces de El Ermitaño

Ciudad Infinita: Voces de El Ermitaño

Durante la década de 1960, algunas barriadas comenzaron su expansión en la periferia de Lima. La formación de algunas se consolidó al norte de la ciudad, uno de esos barrios es El Ermitaño.  

 

Ubicado en Independencia, El Ermitaño es protagonista del documental Ciudad Infinita, y lleva en su esencia la misión de recuperar las memorias de sus vecinos. El documental de treinta minutos recurre a videos y fotografías para mostrar los detalles de la invasión. Además, narra algunos momentos difíciles que ha vivido su población.

 

Conversamos con Kathrin Golda-Pongratz y Dayan Zussner, integrantes del proyecto, quienes nos explicaron la importancia y la perspectiva de conocer una historia como esta en la actualidad.

 

Para Katrin, El Ermitaño es un barrio muy diverso. Desde sus inicios la gente ha trabajado para tener redes de agua potable, electricidad y otros servicios básicos. La organización del pueblo ha sido clave para su éxito, la convocatorias de líderes y las asambleas han permitido que se construyan proyectos internos que uno pensaría que debería ser tarea del estado o municipio.

 

“Cuando llegas al lugar, realmente no te das cuenta que inicialmente fue un arenal durante el tiempo de creación, los pobladores se formaron en comunidad y a través de las fuerzas populares lograron todo lo que tienen hoy.” Kathrin Golda - Pongratz

 

Por otro lado, Dayan nos explicó la razón de trabajar el proyecto en forma de documental y no con otra forma narrativa.  Esto debido a la premisa de que una herramienta audiovisual es mucho más potente para transmitir ideas y es una forma atractiva de activar la memoria de la gente.

 

Con la proyección del documental, el equipo de producción espera que las generaciones, sobre todo los jóvenes, puedan conocer cómo se formó el barrio, qué problemas tuvieron al plantearse la idea de la autoconstrucción y qué problemas aún los aquejan. Los realizadores buscan poner sobre la mesa las problemáticas que los vecinos de El Ermitaño viven día a día y esperan inspirarlos a actuar sobre estos.

 

Kathrin percibe que la idea de barrio que se tenía antes, cuando se formaron sociedades para la autoconstrucción, se está perdiendo. En ese sentido, la idea de solidaridad se está diluyendo, pero espera que las nuevas generaciones tomen el ejemplo de sus predecesores y se active nuevamente la generosidad social que los hace comunidad.

 

“Le hemos dado y aumentado voz a la gente. Algunos dicen que los jóvenes no se atreven a hablar, que no son respetados. Pues con esto queremos decir que sí, que sí tienen espacio donde hablar y donde contar su historia”. Kathrin Golda - Pongratz

 

Después de la proyección del documental se han generado espacios de conversación en los que las personas intercambian historias. La comunidad escucha, pregunta, comenta y permite que generaciones se acerquen sin distinciones de edad.

 

La importancia de dar a conocer las historias que alberga El Ermitaño es integrar a la sociedad a grupos que se organizaron de manera independiente y que sirven de ejemplo para las nuevas generaciones. Esta ola de migración ha enriquecido tanto nuestra idea de comunidad que debemos ser partícipes de su crecimiento y es importante reconocer las buenas prácticas de trabajo comunitario e integrarlas en nuestras proyecciones como sociedades urbanas.

 

Te dejamos aquí la entrevista y también te invitamos a ver el trailer del documental.

 

 

Imagen de msialer

Quién diría que terminaría escribiendo artículos

Compartir en:

Mantente al día con el Newsletter de Canal IPe

Canal IPe ® Todos los Derechos Reservados 2017

Síguenos en:

® Todos los Derechos Reservados 2016