Padres · 30 de Jul 2020

Por esto no debes utilizar aceite en las comidas de los chicos

Preparar alimentos con algunos aceites vegetales no es recomendable para una alimentación saludable. En esta nota te damos algunas recomendaciones.

Por esto no debes utilizar aceite en las comidas de los chicos

Pixabay/Canal IPe

Algunos alimentos que consumimos a diario pueden estar elaborados con un tipo de aceite que no es recomendable para una alimentación saludable. Para orientarnos sobre la forma más adecuada de preparar y consumir los alimentos conversamos con la licenciada en Nutrición Denize Cristina Donayre Villanueva.

¿Elaborar alimentos con aceite vegetal puede generar consecuencias en el organismo?

Sí, pero depende de qué aceites vegetales se utilizan. Generalmente encontramos aceites vegetales a base de soya, maíz o girasol, que se ha identificado que no son productos tan saludables.   

 

aceite
Pixabay

 

Para la elaboración de estos aceites, las semillas pasan por un proceso de extracción en las que son calentadas para poder extraer el aceite. Este proceso genera que se formen compuestos que aceleran la oxidación en las células de nuestro cuerpo. Se produce mucho omega 6 o ácido linoleico y este desequilibrio produce una inflamación celular a nivel de todo nuestro organismo. Esto aumenta el riesgo a desarrollar enfermedades inflamatorias como diabetes, asma, obesidad o enfermedades cardiovasculares.

 

Asimismo, para mejorar la estabilidad en los aceites, estos pasan por un proceso de hidrogenación que forma grasas trans, que hoy se sabe que no son saludables. Estas grasas pueden generar enfermedades crónicas como dislipidemia, hígado graso, diabetes, entre otras.

¿Qué pasa con el organismo de los niños si consumen frituras?

Cuando el consumo de estos aceites es muy frecuente pueden surgir problemas en el organismo de un niño. Por ejemplo, si un niño asmático consume frituras frecuentemente se puede generar en su organismo una inflamación que podría desencadenar una crisis asmática, así cómo la interrupción del tratamiento que lleve.

 

El consumo de frituras también está relacionado con el aumento de colesterol en la sangre. Hay niños que tienen colesterol elevado por el consumo frecuente de frituras. A esto se suma casos de niños con obesidad, cuya causa también suele darse por el consumo excesivo de frituras en su dieta. 

 

A algunos niños no les gustan los guisos o alimentos al horno y por eso algunos papás o cuidadores fríen el pollo o la hamburguesa, lo cual no es recomendable.

 

aceite
Pixabay

 

Cabe resaltar que estos aceites también están en productos industrializados como la mayonesa, otras cremas y más. No es recomendable que los niños consuman alimentos a base de estos aceites y sobre todo comidas chatarra que contienen grandes cantidades de estos. 

 

aceite
Pixabay

¿Qué aceites podemos utilizar?

Existen aceites que no pasan por todo ese proceso mencionado anteriormente. Uno de ellos es el aceite de oliva, ya que la formación de sus compuestos químicos no se produce a tan altas temperaturas y no es tan invasivo. Otra alternativa también son el aceite de coco y de palta, que no están sometidos a ese proceso de hidrogenación y que por ende no se producen grasas trans. 

 

Por eso, si queremos preparar un pollo a la plancha o un aderezo, con alguno de estos aceites, no estaría mal. Lo importante es encontrar un equilibrio y optar, de preferencia, por preparaciones más naturales, como guisos o alimentos al vapor. 

 

Si queremos salir de la rutina y darnos un gusto podemos preparar una fritura utilizando el aceite adecuado y la cantidad adecuada. 

 

Ahora que sabemos lo importante que es evitar consumir alimentos elaborados a base de aceites que nos pueden perjudicar, es momento de mejorar nuestra alimentación diaria. Hay muchas recetas que también son deliciosas y sobre todo, saludables. 

Imagen de jperez

Aprender algo nuevo cada día es hermoso y más cuando es divertido

Compartir en: