Padres · 20 de Mayo 2020

Esto es lo que debes saber de la obesidad infantil

La obesidad infantil puede generar problemas de salud a corto y largo plazo. Tomemos las precauciones necesarias para evitar que los pequeños la padezcan.

Esto es lo que debes saber de la obesidad infantil

Freepik/Canal IPe

Muchas personas dicen “por la boca entra la vida”, refiriéndose a que debemos comer para estar fuertes y sanos. Lamentablemente, a veces nos dedicamos a consumir “alimentos” de poco valor nutricional, que ayudada por una vida sedentaria, nos puede convertir en personas con obesidad.

 

obesidad infantil

 

Por eso es importante cuidar la salud alimentaria y el estilo de vida de los más pequeños de la casa. De ese modo podremos evitar la obesidad infantil, que puede traer graves consecuencias si no actuamos a tiempo. 

¿Qué es la obesidad infantil?

La obesidad infantil es un problema de salud pública que se ha extendido a nivel mundial. Como su nombre lo refiere, involucra a los niños. Lamentablemente, puede traer consecuencias que se extienden hasta la adultez, ya que las personas con obesidad, en su vida adulta temprana, pueden ser propensos a sufrir enfermedades que se vinculan con la obesidad.

 

obesidad infantil

 

Algo que también debemos destacar es que la obesidad infantil no solo le concierne a los hábitos alimenticios, sino que existen otros factores que condicionan a que los pequeños puedan padecer obesidad infantil. Entre ellos están la falta de actividad física, genética, problemas endocrinos o el consumo de algunas sustancias para el tratamiento de otras enfermedades.

IMC en niños y adolescentes

Para tratar la obesidad en los pequeños es necesario que un especialista sea quien realice las evaluaciones pertinentes. De acuerdo a todos los resultados obtenidos es que se podrá dar certeza de que lo padece y los tratamientos y recomendaciones que se deben cumplir.

 

Quizá hayan visto que hay un indicador llamado IMC, el cual calcula el índice de masa muscular de acuerdo a nuestro peso y altura. Sin embargo, esta no es una herramienta de diagnóstico y funciona de otra manera en los niños y no a través de parámetros como los adultos. Pues es IMC en niños es analizado a través de una tabla de crecimiento por edad y sexo, que halla a su vez el percentil del IMC, el cual se mide en una escala del cero al cien. En la que la obesidad ya se presenta cuando se tiene entre 95% y 100% de la escala. 

 

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) nos brinda una Calculadora del percentil para el IMC para niños y adolescentes, entre los dos y diecinueve años. Pueden usarla para un análisis, teniendo en cuenta que no es un resultado oficial, ya que, como repetimos, eso lo determina un especialista.

obesidad infantil
Resultado de datos ingresados en la Calculadora del percentil para el IMC de la CDC

Efectos del sobrepeso y obesidad infantil

Entre los problemas que puede originar el sobrepeso y obesidad infantil se encuentran problemas para respirar, que ocasiona entre otras cosas, fatiga al realizar actividades físicas. Esto puede agravar los síntomas de algunos problemas respiratorios como el asma. Asimismo, los problemas al respirar pueden aparecer en las horas de sueño.

 

También pueden padecer enfermedades hepáticas, cardiovasculares, diabetes  y las niñas, en su etapa adulta, pueden sufrir de ciclos menstruales irregulares y hasta problemas de fertilidad.

 

A esto se le suma también la maduración física, la cual puede ser muy incómodo para los niños ya pueden aparentar una edad mayor a la que realmente tienen. Esto no queda acá, ya que existen más problemas que la obesidad infantil puede generar, tanto a nivel físico como emocional.  

Es tarea de los padres

Los adultos debemos tener mucho cuidado con respecto a la alimentación de los niños. Como nos comentaba la Licenciada en Nutrición y Dietética, Leyla Minaya, en la nota “Ingredientes nutritivos para platos poderosos”:

 

“Los niños no van a ser conscientes de cuáles son las implicancias a nivel de aumento de peso o de alimentación en general. Los niños “fluyen” con la comida, no son conscientes de qué es bueno y qué es malo porque están en un proceso de aprendizaje, por lo que pueden verse afectados. Así que es una tarea de los padres controlar el consumo de alimentos”.

 

Así mismo, es necesario promover buenos hábitos que fomenten un estilo de vida saludable, como consumir alimentos saludables, de alto valor nutricional, realizar actividad física permanente, dormir las horas adecuadas y sobre todo en esta temporada, limitar el tiempo que pasan frente a las pantallas.

 

obesidad infantil

 

No olvidemos los riesgos que puede originar la obesidad física y ayudemos a los más pequeños a tener una vida saludable, siendo nosotros, los adultos su mejor modelo a seguir.

 

obesidad infantil

Etiquetas: 
Imagen de jperez

Aprender algo nuevo cada día es hermoso y más cuando es divertido

Compartir en: