Padres · 17 de Nov 2020

¿Cómo controlar las rabietas?

Chicos IPe conversó con una psicóloga, quien explica que las rabietas forman parte del desarrollo de los niños. También da consejos para enfrentar estas situaciones.

Pexels

 

Las rabietas en los niños son explosiones de ira. Un estado de impaciencia y enfado. Van desde los llantos, gritos, golpes y no paran hasta tirarse al piso. Controlar la furia que sienten los menores en esos momentos puede ser una tarea muy difícil para los padres de familia. Por más que intentan manejar la situación con actitud positiva es imposible. ¡No perder la paciencia!

 

Por lo general, las también llamadas “pataletas” o “berrinches” pueden ocurrir cuando los pequeños están hambrientos, cansados, molestos o fastidiados. También cuando no pueden conseguir algo, ya sea un juguete o la atención de las personas. Para la psicóloga Sandra Guzmán, la rabieta es un proceso natural en niños y niñas de 1 a 3 años ya que, debido a su lenguaje limitado a esa edad, es la única forma que tienen para expresar su malestar. 

 

“Hoy la tecnología se ha apoderado totalmente de nuestros hijos. Desde que son muy pequeños pasan mucho tiempo frente a los dispositivos digitales. Ahora los famosos berrinches suelen ser porque no les diste el celular o la tablet. En otras ocasiones, solo quieren llamar la atención y por eso se comportan así. Como queremos que se calmen, el error que cometemos los adultos es ceder a sus demandas y les damos lo que nos piden. Entonces, ellos captan el mensaje equivocado y piensan que hagan lo que hagan siempre van a obtener lo que quieren”, comenta la especialista a Chicos IPe.

 

Estos arrebatos los hemos visto en niños de las primeras edades, también están presentes en aquellos que tienen de 4 a 8 años. Y al igual que en los más pequeños no hay una solución mágica que controle estas rabietas en cuestión de segundos. Es necesario aclarar que los ataques de ira dependen mucho del carácter de los menores, pero también en cómo lo enfrentan los padres. Si bien nos pueden hacer perder la paciencia, lo ideal es afrontar la situación de una manera afectiva y no agresiva. Con respeto y mucha empatía.

Rabieta
Proyecto Puente.

“Quizás suene fácil decirle a los adultos que mantengan la calma, pero es lo más inteligente. Por ejemplo, si tu hijo está teniendo una rabieta y le gritas, vas a elevar más su nivel de ansiedad y desesperación. En ese momento, ambos se van a desesperar y tú como adulto vas a perder tu nivel de jerarquía. Finalmente, ambos van a terminar estresados porque se convierte en una lucha de quien gana o no”, explica Sandra.

 

Por eso, para controlar las rabietas de nuestros hijos de manera positiva la psicóloga  recomienda calmarlos mediante la palabra. Hablarles con un tono de voz que logre disminuir su enfado. Otro consejo que te ayudará es acompañarlo durante el berrinche, abrazándolo mientras llora. Si te quedas a su lado, sentirá que estás ahí para que supere ese momento.

 

Una sugerencia más es esperar a que se calmen y buscar el momento apropiado para hablar. La idea es no dejar inconclusa la situación ni hacer como que no pasó nada. Se debe dialogar sobre el estado de ira que tuvo el menor, poner límites y explicarles lo que sucedió. Solo así los niños y niñas tendrán las cosas claras. Los ayudarás a madurar y no van a tener dificultades en el futuro para expresar lo que piensan y sienten.

 

Si pensaste en castigarlo ¡Olvidalo! No servirá de nada y solo aumentarás su enojo. Además ellos se pueden sentir más incomprendidos y humillados. Cuando los pequeños están atravesando una pataleta procura decir frases empáticas como “Háblame tranquilo”, “Explícame”, “Te estoy hablando con respeto”, “Te entiendo” o “Aquí me tienes”.

 

Recuerda que las rabietas forman parte del desarrollo emocional de nuestros hijos. No son un motivo de preocupación y van desapareciendo cuando los niños ganan autocontrol ¡Solo es cuestión de aprender a comunicarnos con ellos! Esperamos que estos consejos te sean de mucha ayuda. Si tienes otra recomendación para compartir, escríbenos en los comentarios. 

Imagen de vmeneses

Por ahora no tengo una frase

Compartir en: