Padres · 16 de Ene 2019

¡Aprendamos artes marciales!

Aprender Artes Marciales no solo es defensa personal, también es aprender disciplina y perseverancia.

Artes marciales

Pexels

Con nombres que pueden ser difíciles de pronunciar, más de una vez te habrás preguntado como yo: “¿qué son exactamente las artes marciales?”

 

Las artes marciales se relacionan a las culturas asiáticas – como la china o la japonesa– pero en general se remontan al inicio de la humanidad, en donde los hombres luchaban cuerpo a cuerpo por el poder. El método de combate conocido más antiguo es la lucha que hoy ya contiene distintas variedades.

 

El kung-fu, judo, aikido y kendo son algunas de las variedades. ¿Pero qué beneficios tienen estos deportes para el desarrollo de nuestros hijos?

 

1. Disciplina y respeto

El aprendizaje y la puesta en práctica de cualquier arte marcial requiere de disciplina y valores. En el entrenamiento, el sensei se enfoca en controlar las habilidades motoras de los niños e inculcar respeto. Algo muy importante,  debido a que es usual que se utilicen patadas, golpes y bloqueos por lo que el respeto hacia el contrincante debe estar por encima de cualquier movimiento.

 

2. Concentración y perseverancia

Estas disciplinas requieren gran precisión. Lograr los movimientos adecuados puede ser una tarea muy exigente. Práctica, repetición y constancia son el camino para dominar todas las técnicas. Ver que logra por sí solo cada movimiento le enseña a enfrentar la vida de un modo diferente ganando confianza.

 

sensei.jpg
Según la tradición japonesa, sensei significa "el que ha nacido antes" pues la única diferencia entre el alumno y el maestro es solo su páctica y experiencia. (iStock)

3. Autoestima

Proponerse metas y cumplirlas es gratificante. Los chicos pueden ganar confianza por sus logros y sentirse orgullosos por cómo los demás lo perciben. Para niños con alguna condición puede ser beneficioso, pues desvían la atención de sus problemas y les ayuda a fomentar una mejor visión de sí mismos.

 

4. Beneficia su salud

Todo ejercicio beneficia al desarrollo del sistema cardiovascular. Los músculos se estiran y se adquiere mayor flexibilidad.

 

5. Competitividad positiva

Las filosofías en torno a estas disciplinas precisan de respeto por el prójimo. Por lo que en un encuentro lo más importante es desarrollar la técnica y no mostrar superioridad. El trabajo personal de estas técnicas se relaciona con la empatía, lealtad y humildad que los hará mejores personas.

 

Algunas especificaciones

 

+ Judo: Es de origen japonés y puede empezar a practicarse desde los cuatro o cinco años. Es una disciplina olímpica y tiene siete grados establecidos (blanco, amarillo, naranja, verde, azul, marrón y negro).  Se enfoca en la fuerza, velocidad, rapidez, coordinación y equilibrio.  El objetivo del judo es tumbar al adversario sobre una colchoneta. En Perú existe una federación y puedes revisar un poco más aquí.

 

+ Karate: Su nombre deriva del término japonés “mano vacía”. La práctica de este deporte busca lograr el equilibrio personal y puede servir como técnica de autodefensa. Cuenta con 50 estilos diferentes y se centra más en los golpes que en la lucha. Se enfoca en la velocidad, la técnica y la fuerza. Los deportistas más experimentados pueden llegar a partir tablas de madera o bloques de cemento con manos, codos, rodillas y pies. Si quieres saber más, aquí te dejamos un enlace.

 

+ Taekwondo: Tiene origen coreano, es un deporte de combate un poco más intenso pues se utilizan técnicas de patada, mano, puño, codo, pie y rodilla. Combina técnicas del karate y kung-fu. Los grados establecidos son: blanco, amarillo, naranja, verde, azul, rojo y negro. Conoce más sobre esta disciplina aquí.

 

Las vacaciones de los chicos deben ser un tiempo para desarrollar habilidades que no conocen y qué mejor que hacerlo ejercitandose. Lo bueno de estas disciplinas es que conocerán nuevos deportes y todo lo relacionado a sus culturas, como las filosofías que estas encierran. Las artes marciales deben ser tomadas como una oportunidad de crecimiento personal y un camino de desarrollo mental y físico. ¿Cuál crees que sería mejor para tus hijos?

Imagen de msialer

Quién diría que terminaría escribiendo artículos

Compartir en: