Padres · 09 de Feb 2017

5 consejos para incentivar la lectura en el verano

Leer en voz alta hará que la lectura sea más divertida y reforzará el hábito lector en los más pequeños. Algunas sugerencias que te servirán para que los chicos no pierdan el hábito de la lectura durante las vacaciones.

5 consejos para incentivar la lectura en el verano

Canal IPe

El verano es un gran momento para aprender mientras nos divertimos y una buena idea para lograrlo es escoger un buen libro que nos acompañe durante las vacaciones. La lectura de verano refuerza lo que los niños han aprendido durante el año y, además de mejorar sus habilidades intelectuales, también los hará descubrir nuevas historias y desarrollar su imaginación.
 

Aquí les dejamos algunos consejos para incentivar la lectura en casa durante estas soleadas vacaciones y olvidar la idea de que leer o escribir son un pasatiempo tedioso y aburrido.

1. Tiempo para leer

Escojan un momento tranquilo del día para leer y traten de respetarlo siempre. Una buena opción es por la tarde, después de almorzar y, además, pueden escoger su lugar favorito para hacerlo. No olviden que leer en voz alta es beneficioso para los niños, en especial para los que tienen algunas dificultades. ¡Anímense a usar las voces de los personajes!

2. Palabras nuevas

Aprendan una palabra nueva cada día y conversen sobre su significado. Cuando caminen por la calle, pueden descubrir todas las letras del mundo que los rodea: los letreros, los nombres de las calles, la carta del restaurante o los carteles de las tiendas.

 

Niña leyendo la carta para luego escoger su plato. Créditos de la foto: Internet
La lectura es algo que se puede incentivar de forma cotidiana. Por ejemplo, leyendo la carta cuando llegamos a un restaurante. Foto: Internet

3. Crear historias

Motivar a los niños a que inventen cuentos, canciones o poemas también es una buena idea. Pueden elegir, por ejemplo, su animal favorito y escribir una historia sobre él. Luego léanlo juntos y compártanlo con el resto de la familia.

4. Fácil de alcanzar

Es importante que los libros, revistas o cómics estén a la vista y al alcance de los más pequeños, así que intenten siempre ordenarlos en alguna repisa no muy alta. Además, traten que su biblioteca, aunque sea pequeña, tenga variedad en cuanto a los temas y a los tipos de libros: historietas, manualidades, novelas, historias de la vida real, libros de recetas, etc.

Un niño disfrutando su estante de libros. Créditos de la foto: Internet
Los niños se sentirán más atraídos por los libros si están en un lugar al que tienen fácil acceso y los hace sentir cómodos. Foto: Internet

5. ¡A escribir!

Tengan siempre a la mano útiles de escritorio que sirvan para escribir como plumones, lápices, crayolas y hojas en blanco. Motiven a los más pequeños a escribir un diario, un cuento sobre lo que más les gusta del verano, una carta a su mejor amigo o la lista de cosas que deberán comprar esa semana en el mercado. 

Un niño escribiendo con sus plumones. Créditos de la foto: Internet
Escribir cosas como la lista del mercado o las cosas por hacer en casa hará que los niños se sientan parte importante de la organización del hogar y se sentirán más motivados a escribir. Foto: Internet

 

¿En casa les gusta mucho leer o prefieren que les lean en voz alta? Los invitamos a que nos cuenten cuál es su libro favorito a través de nuestra página de Facebook, Chicos IPe.

Etiquetas: 
Imagen de aalcazarb

Lo mejor de nosotros

Compartir en: