Identidad · 02 de Ago 2019

Manos Canelas: tejiendo el futuro de las madres ayacuchanas

El proyecto Manos Canelas preserva el bordado ayacuchano mientras empodera a las madres de 8 comunidades.

Tejiendo el futuro del Perú

Difusión

Gladys Palomino, inspirada por su madre y su padre, creó en el 2007  Manos Canelas, una comunidad de madres artesanas ayacuchanas. Esta inició con tres madres y en la actualidad está conformada por 40 madres de ocho distritos ayacuchanos.

 

«Gladys empezó con tres madres, y conforme fueron aumentando los pedidos, se fueron pasando la voz entre ellas para incorporarse a la comunidad», nos cuenta Cae Escobar, encargado de operaciones de la empresa. Las madres crean productos principalmente para la decoración del hogar: cojines, centros de mesa, individuales, bolsos, etc.

 

Inicialmente, sus productos eran mostrados en ferias locales, sin embargohace dos años se creó el Patronato Pikimachay en Ayacucho, lo cual permitió que hayan más eventos y ferias en donde Manos Canelas pudiera hacerse más visible. Esto hizo que muchas más personas tengan interés en el producto, incluso de manera internacional.

 

En el taller, las madres no solo crean productos únicos, sino que además entre ellas se capacitan en técnicas para que puedan complementar su conocimiento. «Hay madres que comenzaron sin experiencia alguna y fueron las otras mujeres las que las capacitaron. Hay un ambiente de solidaridad en el taller.» comenta Cae.


Se quiere preservar las técnicas de bordado ancestral y empoderar a las madres.

Los objetivos del proyecto son preservar las técnicas textiles ancestrales y los teñidos con plantas que se están perdiendo con el tiempo. «El teñido de estas prendas es totalmente natural, se usan las hojas y flores de la zona. Además, todo está hecho a mano», explica Akie Manrique, encargada del área comercial.

 

Gracias a este trabajo, Gladys Palomino ha sido reconocida por su trabajo con el reconocimiento “Por trayectoria artística y valoración de la cultura regional”.

 

Entre los planes a futuro de Manos Canelas está que el taller se pueda convertir en un espacio en donde se pueda practicar el turismo vivencial, donde los asistentes puedan participar de todo el proceso de creación. 


Todo el proceso se realiza a mano y el teñido se hace de manera natural.

Por otro lado, muchas veces las madres van con sus hijos al taller, esto genera una preocupación por la educación de los pequeños. Es por ello, que Cae comenta que actualmente se está trabajando en un proyecto educativo a mediano plazo, donde las madres también podrán llevar a sus hijos.

 

Actualmente los productos de Manos Canelas se pueden encontrar en diferentes tiendas y galerías, pero también puedes conocer su trabajo a través de su página web.

 

Imagen de aromero

Trabajo para mantener a mis gatos.

Compartir en: