Ecología · 13 de Ene 2021

Conoce al estudiante que cultiva lechugas hidropónicas en su casa

Ronaldo Bravo puso en práctica sus conocimientos para sacar adelante un proyecto innovador.

 Conoce al estudiante que cultiva lechugas hidropónicas en su casa

Hidroponía Villa Fresh / Canal IPe

Ronaldo Bravo es uno de los tantos estudiantes que sufrió las consecuencias de la pandemia: cuando comenzó el estado de emergencia también comenzaron sus problemas económicos. 

 

Eso fue lo que lo motivó a utilizar lo que había aprendido en la carrera de ingeniería ambiental para implementar un sistema hidropónico, una técnica de cultivo en espacios cerrados. Así sacó adelante su emprendimiento de lechugas desde la azotea de su casa en Villa El Salvador.

 

“El sistema hidropónico es una técnica en la que no se necesita tierra para cultivar, en su lugar se usa una solución de sales minerales. El sistema consiste en desarrollar un módulo desarmable, que se divide en ocho tubos plásticos por donde circula el agua”, explica.

lechugas hidropónicas
Hidroponía Villa Fresh

Cultivos saludables

Lo más chévere de las lechugas hidropónicas es que son frescas y están libres de todo tipo de contaminación. En el caso de Ronaldo, él se encarga de cultivar dos variedades: crespa y seda. La primera es la más conocida: seguramente te topaste con ella en alguna visita al mercado.

 

“Lo que más me gusta de este sistema es que solo utiliza el 5% de agua de lo que se utiliza para la agricultura tradicional y las lechugas salen más limpias y sanas porque no se les pone ningún pesticida ni fungicida”, dice. 

 

Esa es la razón por la que su iniciativa es un éxito en el distrito y recibe pedidos de diferentes bodegas y vecinos.

 

Ahora que se ha convertido en un experto en el tema, se está preparando para cultivar acelgas, betarragas, cebollas y espinacas.

 

“Sueño con que en algún momento tengamos una ciudad autosustentable, en la que haya más oxígeno y techos verdes, una ciudad que produzca”, reflexiona Ronaldo.

 

De todos nosotros depende que esto se haga realidad, ¿por qué no te animas y desarrollas tu propio biohuerto? No solo tendrás la posibilidad de comer lo que cultivas y ahorrar, también estarás ayudando al planeta.

Imagen de cdiaz

 De ningún lado del todo y de todos lados un poco

Compartir en: