Curiosidades · 26 de Nov 2019

Tacto Museo: el lugar ideal para que los chicos y chicas con discapacidad visual se acerquen a la cultura

¡Ahora los huacos, momias y tumis están al alcance de todos!

Tacto Museo: el lugar ideal para que los chicos y chicas con discapacidad visual se acerquen a la cultura

Difusión / Canal IPe

¿Te imaginas poder tener en tus manos todos esos objetos de los museos que siempre estaban en vitrinas? Esto es una realidad gracias a una iniciativa del Centro de Innovación Tecnológica de la Universidad de Lima y el Museo de Oro

 

Ellos acaban de lanzar una muestra llamada Tacto Museo, que permite que grandes y chicos puedan interactuar de cerca, muy cerca, con diferentes piezas. ¡Ya no más cartelitos de “prohibido tocar”! 

 

Las 24 piezas de la muestra son réplicas en 3D a escala natural de huacos, vasos ceremoniales, máscaras, momias y tumis que son expuestos de forma regular en el museo. 

 

Los asistentes podrán tocar por ejemplo al Tumi de Oro, el cuchillo ceremonial usado por los moche y chimú o a momias originarias de la cultura Nasca, que sorprenden con su gran parecido a las originales aunque estén hechas de cartón. 

 

Tacto Museo: el lugar ideal para que los chicos y chicas con discapacidad visual se acerquen a la cultura

Una experiencia inclusiva

 

La motivación principal del proyecto, liderado por Fabricio Paredes, director fundador del CIT, fue acercar a los pequeños con discapacidad visual a estos importantes elementos de nuestra historia. 

 

“Queremos que el Tacto Museo sea un espacio inclusivo y que más museos se unan para que nosotros podamos escanear sus piezas e imprimirlas en diferentes 

materiales. Nuestra meta es poder llegar a más personas en el futuro”, dice.

 

Para hacer realidad el Tacto Museo, Fabricio recorrió los pabellones del colegio San Francisco de Asís, un centro de educación especial ubicado en Surco. Él quería saber cómo ven el mundo los chicos con discapacidad visual. De esa experiencia aprendió muchas cosas.

 

“Cuando uno llega al colegio los niños te agarran la cara. Esa es su forma de conocerte, de hacerse una idea de ti en su cabeza, además de saludarte. Estar cerca de ellos me ha permitido conocer sus necesidades”, cuenta.

 

Ahora él quiere llevar estas piezas a las aulas, crear una especie de museo itinerante. Espera poder hacer realidad este nuevo objetivo antes de que se termine el año.

 

¿Te animas a vivir esta experiencia? ¡Cuéntanos!

Imagen de cdiaz

 De ningún lado del todo y de todos lados un poco

Compartir en: