Cine y Teatro · 29 de Sep 2020

Teatro en cualquier pantalla: La función continúa

Las funciones de teatro continúan durante la pandemia, pero de manera virtual. En esta nota te contamos los cambios por los que ha pasado.

Teatro en cualquier pantalla: La función continúa

Pexels/Canal IPe

Para contarnos los cambios y el proceso para crear en esta época conversamos con la comunicadora y artista escénica Daniela Mendiola y Bárbara Falconí, comunicadora, artista escénica, guionista y acompañante de procesos creativos de niños y adolescentes. Ambas forman parte de la obra “Empezando a salir” de la organización Taripay Pacha, la cual se estrenó de manera virtual hace unos días.

 

Canal IPe: ¿Qué cambios ha generado la pandemia en el teatro?

 

Daniela: La pandemia generó el corte de todas las actividades presenciales. Muchos pensaban que pasaría pronto, pero ya sabemos cómo terminó. La gente tuvo que reinventarse y en el caso del teatro, sucedió lo mismo. 

 

Al principio muchas personas estuvieron un poco reacias a aceptar todo lo que significaba el teatro virtual. En mi caso, felizmente tengo una capacidad para aceptar todo y por eso me pareció muy interesante lo que comenzó a suceder con el teatro. Surgieron obras y  lecturas dramatizadas por Zoom. Primero no se cobraba, pero luego comenzaron a institucionalizar todo esto cobrando entradas. La primera obra que vi fue “Amigas del cole ” de Los Productores y muchas otras obras y lecturas dramatizadas que me gustaron bastante.

 

Muchas personas se peleaban en las redes por qué es teatro. Pero alguien, que no recuerdo bien, dijo que simplemente éramos personas con ganas de contar historias y que habíamos encontrado una plataforma en reemplazo de otra que no podíamos utilizar. Entonces, más allá de los puristas que piensan qué es teatro y qué no, me parece que fue un cambio muy grande en el que tanto actores, directores y las personas que teníamos que estar en acción en el teatro en físico tuvimos que adaptarnos a la eventualidad. Como hacer otros roles como que el mismo actor comenzó a ser el director de arte. 

 

Canal IPe: ¿Es posible seguir creando en un tiempo tan difícil?

 

Bárbara: Sí. Yo diría que depende del proceso en el que se encuentra cada una de las personas que tienen a crear, porque, en lo personal pasé por diferentes etapas durante este periodo. Al principio tuve un trabajo en el que tenía que entregar ciertos guiones en ciertos días, pero se me complicó muchísimo por todo el tema de la cuarentena y lo que significaba emocionalmente. Yo trabajaba en un colegio y todo se volvió virtual, los tiempos eran una locura. Pero tiempo después, con la llamada de Jussara Sifuentes, gestora de la obra “Empezando a Salir” y una figura muy importante para todo el equipo y todas las obras que hemos hecho, tuve la seguridad para escribir una obra que sería  presentada de manera virtual.  También me dió la seguridad para hablar de temas que estamos pasando ahora que parecía extraño. Pero todo esto que pasamos se va a entender más adelante con perspectiva de la historia y vamos a entender qué hicimos. 

 

Crear en este momento, también crea un registro para que podamos entender un poquito más este momento en el futuro. Si bien puede ser difícil, también puede ser salvador. Puede llegar a acompañar.

 

Tanto esta obra como “La llamada”, donde pude participar, se hizo desde lo colectivo, así que desde el proceso parte la idea de acompañarnos. Para mí significó mucho porque este proceso me ayudó a crear. 

 

Canal IPe: ¿Cómo es el proceso para crear una obra en cuarentena y aislamiento?

 

Bárbara:  En la obra “Empezando a salir”, la cual escribí, hicimos ejercicios de exploración al inicio, como hablar de donde estamos ahora, qué está sucediendo con nosotros y cómo nos sentimos. Consideramos que en este proceso era importante incluir eso. 

 

Recogí todo lo que se decía y sucedía en las reuniones y como rompecabezas fui uniendo el texto. después de esto llegó el Trabajo con Daniela. Yo no estuve en casi ninguno de los ensayos porque digamos que ya no me correspondía, pero de todas maneras me invitaron a observar  y ser una suerte de asistente de dirección. 

 

El proceso fue igual a que cualquier otro montaje. La diferencia más grande fue que la producción apoya con todo tipo de objetos que necesitan los actores y en este caso se decidió usar lo que había. Así los actores se convierten en pequeños productores, arreglan y modifican su espacio para la escena y ven su encuadre. En ese sentido, como trabajar el texto y cómo trabajar con los actores fue muy similar solo que a través de una pantalla.

 

Daniela: Tomando como ejemplo la obra “Empezando a Salir” que hace unos días se estrenó y tuve la oportunidad de dirigir, comenzó con el llamado de la productora  Jusara Sifuentes. Me comentó que Bárbara la estaba escribiendo y que ella quiso que fuera un proceso colectivo. Así que tuvimos dos o tres ensayos en el que tomamos material de los actores y de nosotros mismos. Fueron sesiones de conversación, intercambio de experiencias, ejercicios de improvisación, los cuales fueron necesarios para Bárbara al momento de escribir. Ella se tomó un fin de semana para escribir la obra, la presentó y comenzamos a ensayar durante más de un mes a través de zoom. Al igual que una película nos transmite emociones, igual me pasó con los ensayos, en los cuales he llorado, al igual que cuando leí la obra. 

 

Luego de ensayar por bloques comenzábamos a hacer pasadas para mejorar el ritmo, ver temas técnicos, hacer pasadas con público para ver cómo recibían la obra y luego la presentamos en función.

 

Los ensayos fueron igual que como lo haríamos de manera presencial, solo que la diferencia es que lo hicimos a través de zoom. Algo que también cambió es que ahora no he tenido que correr como productora, directora a ningún lado.

 

teatro
"Empezando a Salir" en función - Taripay Pacha

 

Canal IPe: ¿Cuál ha sido la respuesta del público ante esta nueva forma de disfrutar las obras de teatro?

 

Daniela: Ha sido una experiencia muy interesante. No todas las obras presenciales tienen conversatorio. El público ha recibido esta propuesta de manera muy chévere y muy interesante porque hay gente que por primera vez está viendo propuestas teatrales virtuales. Algunos han llegado y han dicho - es la primera vez que veo teatro y lo amo y cuando todo esto acabe quiero ir y ver-. Hay personas que por el tema de transporte aquí en Lima no han podido llegar hasta donde están los teatros, “más conocidos”, que lamentablemente están centralizados en Lima, Miraflores, Barranco o San Isidro. Sin embargo, ahora pueden llegar a ver las obras, se está democratizando esto. El conversatorio final también ha tenido buena respuesta ya que se los espectadores pueden conversar con los actores y más personas del equipo. El chat de zoom también ayuda un montón a la comunicación.

 

Las personas nos escriben diciendo - era lo que necesitaba escuchar - o - me ha hecho recordar a tal persona, voy a escribirle -  realmente ha sido una respuesta positiva. Ya sea para conocedores del teatro o para quienes tienen su primera experiencia.

 

La gestora de Taripay Pacha, Jusara Sifuentes, una de las personas que hizo posible la obra  de “Empezando a Salir”, hizo encuestas al final de la obra. La mayoría de respuestas fueron “Muy satisfecho” y “Satisfecho”, por ahí uno que otro decía “no me convenció”, sin embargo la respuesta ante esta obra y muchas que he visto fue que buena.

¿Se puede apostar por esta nueva forma de hacer teatro?

Bárbara: La respuesta es cien porciento sí. Simplemente hay que tener claro qué se está haciendo y hacerlo de la manera más profesional posible. Con esto me refiero a que la comunicación y el arte nos pertenecen a todos. Sin embargo, hay personas que se dedican a ello, como cualquier otro oficio o cualquier otro trabajo que requiere horas de aprendizaje, experiencia, dedicación e incluso ética. 

 

Hay todo un debate, como explicó Daniela, acerca de que si esta forma es teatro o no, pero lo importante no es el nombre, ya más adelante estudiaremos qué es lo que surgió, sino lo importante es no dejar de hacerlo. Lamentablemente nuestro grupo cultural, es decir, las personas que se dedican al arte casi no han sido tomadas en cuenta en este contexto. Así que lo que se pueda seguir haciendo es válido. No hay ningún impedimento académico acerca de si esto es teatro o no.

 

Es admirable como distintas actividades y las personas se han reinventado para continuar a pesar de una época tan difícil. Sigamos apoyando al teatro en esta nueva manera de llegar a nosotros y disfrutemos de cada maravillosa obra.

teatro
Pexels - Canal IPe

 

Imagen de jperez

Aprender algo nuevo cada día es hermoso y más cuando es divertido

Compartir en: