Artes · 06 de Mar 2017

Víctor Humareda, el pintor de las migraciones

Un día como hoy nació Víctor Humareda, pintor que retrató los cambios de Lima. Conoce aquí diez datos sobre su vida.

Víctor Humareda, el pintor de las migraciones

Herman Schwarz

La obra de Víctor Humareda tuvo un pico creativo durante las décadas de 1970 y 1980. Este excéntrico pintor supo capturar el momento preciso en el que los movimientos migratorios reconfiguraron la capital. Con un estilo de colores vibrantes, influenciado por el expresionismo, este puneño nos dejó una vasta cantidad de obras con la que seguimos fascinados. Aquí te dejamos 10 datos para conocer su vida y obra. 

1. Una infancia difícil

Tuvo una infancia muy pobre en Puno. A los 18 años se fue de la casa de su madre para dirigirse a Arequipa y luego a Lima.


Cóndores. Imagen: Víctor Humareda

2. Bellas Artes y los aprietos económicos

Ingresó a Bellas Artes y entre sus profesores se encontraban los indigenistas José Sabogal y Julia Codesido. Sin embargo, los aprietos económicos lo obligaron a dejar la escuela por un tiempo.


Autoretrato. Imagen: Víctor Humareda

3. Pintar para sobrevivir

Trabajó como ayudante en un estudio fotográfico en el distrito de Surquillo. También pintaba retratos a pedido en la calle.


Sentado en el sillón de Sócrates. Foto: Herman Schwarz Ocampo

4. La vida en Buenos Aires

En 1950, logró concluir sus estudios de pintura en Bellas Artes y consiguió una beca para viajar a Buenos Aires. Allá se consolidó como artista y montó su primera exposición individual.


Quinta Heren de noche Imagen: Víctor Humareda

5. Encuentro con los grandes de la pintura

En la década de 1960, visitó las ciudades de Barcelona y París para ver en primera persona la obra de pintores como Rembrandt, Goya, Van Gogh y Velásquez.


Habitación. Imagen: Víctor Humareda

6. Fanático de la música clásica

Como buen admirador de la música clásica escuchaba a Beethoven y Bach. Algunos de sus amigos cuentan que los visitaba sin avisar para disfrutar alguna de sus sinfonías preferidas.


Marilyn y yo. Imagen: Víctor Humareda

7. Un nuevo hogar

Cuando volvió a Lima, se refugió en el Hotel Lima e hizo de los alrededores del mercado de La Parada su lugar preferido. Este caótico espacio urbano fue la inspiración que definió su obra.


El burdel. Imagen: Víctor Humareda

8. Personajes en su obra

Los arlequines y Marilyn Monroe son personajes recurrentes en su obra. Por un lado, los arlequines fueron una influencia del arte pictórico que conoció en Europa. Y, por el otro, Marilyn fue su eterna musa. Incluso le gustaba bromear que vivía en su habitación.


Arlequín. Imagen: Víctor Humareda

9. Sus obras

Durante su pico creativo, su obra pictórica era tan requerida por los coleccionistas, que vendía sus cuadros antes de que lleguen a las galerías de arte.


Bailando cerca al puente de los Suspiros en Barranco Foto: Herman Schwarz Ocampo

10. Sus libretas de notas

Hacia el final de su vida, luego de haber sido operado por un tumor en la laringe, usó unas libretas para comunicarse. Lo particular de esto, es que en estas apuntaba de todo, hasta sus cánones estéticos.


Boceto de Arlequín. Imagen: Víctor Humareda

 

Chiclayo y tortitas de choclo. Lo demás no importa

Compartir en: