Tecnología · 25 de Mar 2020

Deepfakes: por qué no debemos creer todo lo que vemos en internet

Te contamos qué significa este término que cada vez es más popular y no por una buena razón.

Deepfakes: por qué no debemos creer todo lo que vemos en internet

Freepik / Canal IPe

Si pasas mucho tiempo en internet, seguro sabes lo que son las fake news, pero hoy te vamos a hablar sobre algo todavía más peligroso. Se trata de los deepfakes. ¿deep qué? tranquilo, aquí te lo contamos bien. 

 

Miguel Morachimo, director ejecutivo de Hiperderecho, organización dedicada a promover el respeto y la libertad en entorno digitales, explica que los deepfakes son videos o fotos hechas de forma sintética usando técnicas de inteligencia artificial. 

 

“Este tipo de contenido representa situaciones que no son reales. Supongamos que alguien junta todos los videos del presidente Martín Vizcarra dando mensajes a la nación y utilizando un algoritmo hace que él diga el menú de un restaurante de pollo a la brasa”, dice.

 

Pero no te confundas, aunque eso pueda ser gracioso, no quiere decir que la mayoría de deepfakes lo sean. De hecho, Miguel menciona que muchos se crean para perjudicar la reputación de las personas, sobre todo de las que son famosas. Y una vez que se viraliza, aunque lo borres, el daño ya está hecho. 

 

¿Todos los deepfakes tienen malas intenciones?

 

No todos. También podría servir, por ejemplo, para generar videos educativos en lenguas indígenas. “Ahora mismo, que estamos en emergencia sanitaria, se podrían utilizar videos de un actriz o actor famoso dando la información del momento en una lengua originaria como el quechua y el aimara”, menciona. 

 

Deepfakes: por qué no debemos creer todo lo que vemos en internet

¿Cómo podemos evitar compartir uno?

 

Los deepfakes están tan bien hechos que parecen reales. Por eso tenemos que tener más cuidado que nunca con lo que compartimos en las redes.

 

Miguel recomienda que nos hagamos algunas preguntas antes de mandarle un video o una foto a un contacto: ¿quién ha enviado esto? ¿es confiable? También podemos rastrear el camino del supuesto deepfake, ver donde se compartió y quién lo publicó son reglas básicas que todos deberíamos seguir sin importar nuestra edad. 

 

Otra forma de aprender a diferenciar un video real de un deepfake o contenido sintético es que la mayoría de veces, el personaje de un deepfake no parpadea.

 

“Tenemos que empezar a desarrollar una conciencia que nos permita no creer en todo lo que vemos. Sobre en un país como el nuestro, donde estamos dominados por todo tipo de audios y fotos falsas. Si una imagen falsa tiene mucho poder, imagina el poder que podría tener un video falso”, dice.

 

Ahora que ya lo lo sabes, antes de darle clic al botón de compartir o retuitear sin haber profundizado en la información, deberás pensarlo dos veces. Si lo haces podrías estar contribuyendo a difundir contenido trucado. ¡Todos somos responsables de parar esta situación!

Etiquetas: 
Imagen de cdiaz

 De ningún lado del todo y de todos lados un poco

Compartir en: