Padres · 14 de Ene 2019

Señales de alerta en el desarrollo del lenguaje

Tratar los problemas del lenguaje a tiempo puede asegurar una vida sin complicaciones.

Pexels

El habla es nuestra principal forma de comunicación. Incluso antes de aprender a hablar, los niños entienden lo que se les dice. Pero en el proceso de aprendizaje es posible que puedan surgir dificultades al ponerlo en práctica, lo que puede generar retrasos.

 

Un retraso es una pausa en el proceso de adquisición del lenguaje. Este desarrollo forma parte del progreso de la inteligencia y no solo depende de factores biológicos —como la audición y la articulación de la palabra— sino también del entorno social y emocional del niño.

 

Cada niño aprende a su ritmo y a su manera por lo que muchas veces puede ser difícil reconocer los problemas. A continuación te damos algunas pistas que te indicarán si debes preocuparte:

 

1. Frustración.

Si durante el proceso de aprendizaje tiende a quejarse excesivamente, hacer rabietas o no usa gestos para comunicarse, puede ser indicador que podría tener un retraso en su desarrollo del lenguaje. Simplemente puede no comprender lo que le decimos y puede tomarle más tiempo desarrollar el habla.

 

2. Los demás no le entienden.

Entre los dos y tres años, los niños desarrollan el lenguaje rápidamente. En este periodo su comunicación debería ser entendible para los demás. Los padres adquirimos patrones para entenderlos, pero lo ideal es que personas que no estén en el entorno familiar también puedan hacerlo sin dificultad.

 

senal-de-alerta.jpg
Hay que preocupanos si nuestros pequeños no tienen interés por comunicarse con nosotros. (Pexels)

3. El entorno familiar no le entiende.

Un problema más grande es cuando ya ni nosotros podemos entenderlos, ya sea por la vocalización, tartamudeo o poco vocabulario.

 

4. Dificultad para deglutir.

Problemas para alimentarse cuando son más pequeños puede ser un indicador de la función motora. Problemas de articulación de la palabra incluso pueden ser identificados desde la lactancia.

 

Recomendaciones para estimular el desarrollo del lenguaje

+ Es importante que al inicio de la adquisición del lenguaje empecemos a utilizar frases cortas, hablarles despacio y, sobre todo, dar mucho énfasis a lo que decimos cuidando siempre nuestra pronunciación.

+ Es recomendable tener un momento al día para conseguir la atención de nuestro pequeño. Crear un espacio adecuado para hablarle, escucharle y contarle historias.

+ Utilicemos canciones y repeticiones para aumentar su memoria verbal.

 

El buen manejo del lenguaje y la comunicación facilitan la relación con su entorno y es el camino para lograr un aprendizaje escolar pleno. Debemos preocuparnos cuando nuestro pequeño no tiene interés en comunicarse o simplemente no comprende lo que le queremos transmitir.

 

Ante una señal, tu pediatra de cabecera puede orientarte a qué acción seguir. Además, existen instituciones que puedan ayudarte a diagnosticar otro tipo de problemas más complejos como dificultades del lenguaje expresivo o la dislexia.

Imagen de msialer

Quién diría que terminaría escribiendo artículos

Compartir en: