Padres · 24 de Mar 2020

¿Sabías que los niños también pueden hacer Yoga?

La práctica del yoga nos otorga beneficios a nivel mental y corporal. Sin ningún tipo de distinción. ¿Sabías que los niños también pueden practicarlo?

¿Sabías que los niños también pueden hacer Yoga?

Freepik/Canal IPe

El yoga es una disciplina que trabaja el cuerpo y la mente. Aunque muchos adultos lo realizan, esta actividad también la pueden practicar los niños. Eso sí, no de la misma manera que un adulto. Pero hay ejercicios que son recomendables y necesarios para ellos.

¿En qué consiste el yoga?

El yoga es más que solo ejercicios, es la unidad que resulta de nuestros pensamientos y acciones. Conjuntamente con la respiración, es una disciplina que es a su vez, una filosofía de vida. 

¿Los niños pueden practicarlo?

Gracias a los beneficios que aporta a la salud la Organización Mundial de la Salud (OMS) reconoce la contribución de esta disciplina.

 

Por ejemplo, el yoga ayuda a reducir los niveles de ansiedad, una correcta circulación sanguínea, a la tonificación muscular, entre otros beneficios. Es por eso que es muy recomendado. 

 

Pero ¿es recomendable para todas las edades? Por supuesto. Eso sí, la práctica de esta disciplina no se realiza de la misma manera en todas las personas, pero sí pueden hacerla, ello incluye a los niños. 

 

¿Qué beneficios obtienen los niños al practicar yoga?

Con respecto a los más pequeños de la casa, el yoga contribuye en muchos aspectos de su desarrollo relacionados con el control mental y corporal. Por ejemplo, aprenden a relajarse y esto contribuye a que se reduzcan los niveles de ansiedad. También aumenta su capacidad de aprendizaje, atención y memoria.

 

Asimismo, el yoga ayuda a que puedan canalizar su energía, hecho que transforma su actitud a una más tranquila y serena frente a situaciones de estrés y presión. 

 

Cabe resaltar que los ejercicios que van a realizar no son los mismos y no tienen la misma intensidad que los que realiza un adulto. Para ellos, la práctica del yoga debe estar basada en el juego, la respiración y el ritmo. Por ejemplo, se les debe alternar las posturas y el ritmo en los movimientos debe ser idóneo para que no se desconcentren.

 

También, el ambiente donde se practique debe ser adecuado. En el caso de los niños es importante que no existan elementos que puedan distraerlos y debe ser un espacio limpio, ventilado y tranquilo. La vestimenta debe ser lo suficientemente cómoda para el desarrollo de posturas y movimientos

 

Al tratarse de una práctica nueva es recomendable que una persona capacitada oriente a los padres acerca de los ejercicios que pueden realizar.

 

Esta actividad beneficia a grandes y a chicos. ¡Aprovecha todo lo que te puede ofrecer y disfruta practicándolo en familia!

 

Etiquetas: 
Imagen de jperez

Aprender algo nuevo cada día es hermoso y más cuando es divertido

Compartir en: