Padres · 29 de Ene 2020

¿Qué hacer cuando los chicos se hacen heridas?

Aquí te contamos cuál es la mejor forma de reaccionar ante esos pequeños accidentes.

¿Qué hacer cuando los chicos se hacen heridas?

Freepik / Canal IPe

Cuando un niño tiene un pequeño accidente, lo primero que suele mirar es el rostro de la persona que lo acompaña, no qué tan grande es la herida. 

 

¿Cuál es la explicación de esta reacción? La psicóloga Naomi Toma menciona que los niños y niñas están todo el tiempo aprendiendo sobre sentimientos y emociones a partir de la forma en la que se comportan sus padres o cuidadores. Eso quiere decir que él reccionará como lo hagas tú. Será tu espejo. 

Qué no hacer en ese momento

 

+ Ignorar la situación para evitar que lloren. Es necesario saber que la indiferencia impedirá que indaguen sobre su dolor. Por el contrario, hacer como que “no pasó nada” les dará a entender que las emociones se deben suprimir y negar. Además, esta actitud puede ser entendida como un “no me importa lo que te pase”.

 

+ Alarmarse de forma exagerada y poner cara de espanto. Esto puede asustarlos, haciéndoles creer que el alivio nunca llegará y que para mirar una herida física o emocional hay que sobredimensionarlo todo.

 

+ Pegarle al objeto con el que se golpearon. Algo muy común es pegarle a los objetos con los que se golpearon como el piso o el mueble mientras decimos ‘malo, malo’. Lo que no sabes es que esa reacción refuerza su rol de “víctima”, lo que los obliga a buscar culpables fuera de la situación y no reflexionar sobre sus acciones.

 

¿Qué hacer cuando los chicos se hacen heridas?

La mejor forma de ayudarlos

 

+ Aunque pueda parecer obvio es importante preguntarles si están bien. Aquí se trata de mostrar interés genuino por ellos.

 

+ Valida sus emociones y empatiza sin exagerar. Ejemplo: “Lamento que esto haya sucedido, pero te vamos a curar para que la herida sane pronto”. 

 

+ Explícales lo que pasó para que puedan estar más atentos la próxima vez. Ejemplo: “Creo que no te diste cuenta que había una piedra frente a ti y por eso te tropezaste, no te preocupes, tendremos más cuidado la próxima vez”. 

 

¿Se te ocurren otras ideas? ¡Compartelas con nosotros en los comentarios! Pequeñas acciones como estas los ayudarán a regular sus emociones de la mejor forma. 

Etiquetas: 
Imagen de cdiaz

 De ningún lado del todo y de todos lados un poco

Compartir en: