Padres · 14 de Mar 2018

¿Por qué los chicos no crecen?

Estemos alerta a las señales que indiquen un problema a su sano crecimiento.

Crecimiento en niños

Canal IPe

“Los más pequeños adelante”, es una expresión que todos hemos oído en el colegio y que perdura hasta el día de hoy. Las formaciones, los desfiles escolares o la toma de alguna foto grupal son momentos en los que se le da importancia a un factor: la estatura.

 

El hecho que los chicos crezcan al ritmo adecuado es un asunto que como padres o tutores nos preocupa. De acuerdo a un informe del Banco Mundial realizado hace dos años, el Perú logró reducir el retraso en el crecimiento de niños y niñas menores de cinco años pasando del 28% en el 2008 al 13% en el 2016; pero, a pesar de los grandes esfuerzos, aún queda mucho por hacer.

Detectando a tiempo

El doctor Alberto Quintanilla, endocrinólogo de la Clínica Delgado, dice que la talla de una persona depende entre un 80% a 90% de los padres, aunque por evolución los hijos tienden a crecer siempre un poquito más.

 

Para darnos cuenta de la existencia de un problema, es importante revisar los cuadros de crecimiento para niños y niñas. En ellos se puede ver, según la edad de los chicos, si van siguiendo la curva adecuada o si se quedaron en el camino. Eso sí, siempre teniendo en cuenta la talla de los padres.

 

“Talla baja es cuando los chicos están muy debajo del percentil cinco. Una niña de 8 años, por ejemplo, que mida 117 centímetros ya es considerada de talla baja – aclara –. Si ya tengo varios controles y la curva de crecimiento comienza a aplanarse, es también una señal”.

 

Otro factor a tener en cuenta es la llegada de la pubertad. Tal como nos dice el doctor Quintanilla, “la pubertad es la etapa final del desarrollo en términos de crecimiento”, confirmando así los mitos sobre si una mujer comienza a tener su periodo, esta no crecerá o solo lo hará unos cuantos centímetros más.

 

“Si el niño tiene 7 años y ya desarrolla los testículos o una niña de 8 años ya menstrúa, no es correcto. Hay que identificar si los chicos tienen síntomas de pubertad precoz ya que hay un flujo hormonal que está adelantando su paso a la adultez y tenemos que frenarlo con medicamentos – nos comenta –. Por eso es buena idea que no solo lo lleven a su control, sino que también vean y examinen a los chicos mientras los bañan”.

A comer toda la comida

Varios informes de la Organización Mundial de la Salud han afirmado que la malnutrición crónica es otro de los factores que retrasan el crecimiento de los chicos. Una dieta baja en vitaminas y minerales no solo hace que crezcan con lentitud, sino que también limita el desarrollo cerebral y su inteligencia.

 

“La comida importa. Si un chico está desnutrido o consume menos alimentos, tiende a crecer menos porque su cuerpo estará enfocado en crear anticuerpo, combatir enfermedades en vez crecer”, explica Quintanilla.

baja_estatura_alimentacion.jpg
Una buena alimentación es la base de un sano crecimiento. Comidas ricas en proteínas y hierro como el pescado son de suma importancia en la dieta de los chicos. Foto: Pexels

Para que una persona crezca debe tener una dieta rica en proteínas, especialmente de origen animal. Es por eso que el Ministerio de Salud (Minsa) también recomienda el consumo de hígado, carnes rojas, sangrecita, pescado para combatir la anemia y la desnutrición.

 

Otro punto a tener en cuenta son las horas de sueño. El endocrinólogo destaca que la hormona del crecimiento se produce durante pulsaciones dadas durante el día y que se hacen más fuertes durante la noche, por lo que el truco no está en dormir más, sino dormir las horas recomendadas en su respectivo momento.

Control gratuito

El Control de Crecimiento y Desarrollo (CRED) es un control periódico creado por el Minsa con el objetivo de identificar oportunamente situaciones de riesgo relacionadas al peso y talla de un menor. Estos controles incluyen exámenes físicos, evaluaciones del crecimiento, estado nutriciones, detección de enfermedades prevalentes, problemas de visión, auditivos salud oral, administración de dosis de vacunas, entre otras pruebas más. Estas se realizan en todos los establecimiento de salud del Minsa de forma gratuita.

 

Si combinamos estos controles junto a una buena alimentación, unas merecidas horas de sueño y una rutina de actividad física para estimular nuestros músculos y huesos, el crecimiento adecuado de los chicos estará garantizado. No pensemos que todo está perdido. Si los chicos aún están comenzando la pubertad, es momento de tomar acción. ¡No lo dejes pasar!

Imagen de mvillafranca

Viajar, café, música, llamas, alpacas y mucho queso

Compartir en:

Mantente al día con el Newsletter de Canal IPe

Canal IPe ® Todos los Derechos Reservados 2017

Síguenos en:

® Todos los Derechos Reservados 2016