Padres · 08 de Nov 2020

Mi planta de naranja lima: Ternura e imaginación sin límites

El clásico de la literatura infantil continúa marcando la vida de varias generaciones a más de 50 años de su publicación.

Difusión.

Zezé es un niño de cinco años que vive en un pueblo de extrema pobreza, en Brasil, junto a su numerosa familia. Su padre, quien es la cabeza del hogar, no tiene trabajo y no le alcanza ni para pagar el alquiler de la humilde vivienda que habitan. Por tal motivo, se mudan a otro lugar, donde también atravesarán por difíciles situaciones.

 

A pesar de los problemas y carencias que padecen, Zezé es un pequeño alegre, noble, solidario y muy travieso. Tiene una gran imaginación, es estudioso y de grande sueña con ser poeta. Pero para un niño como él, sensible y que es consciente de la dura realidad que enfrenta su familia, los sueños tardarán en cumplirse.

 

En la nueva casa el pequeño encuentra una planta de naranja lima y se refugia en ella. La convierte en su mejor amiga. Le cuenta todas sus secretos, preocupaciones, tristezas y sus más grandes anhelos. Este es el argumento de un clásico de la literatura infantil: Mi planta de naranja lima.

Literatura
Pinterest

La historia de un niño que un día descubrió el dolor y tuvo que hacer frente a las injusticias de la vida. Que crece en la miseria y viviendo en carne propia las diferencia entre pobres y ricos. En esta novela del autor brasileño José Mauro de Vasconcelos somos testigos de cómo la inocencia de un pequeño puede desaparecer de un momento a otro para convertirse en adulto.

 

Marcando generaciones

A más de 50 años de su publicación (1968), el libro continúa conmoviéndonos hasta las lágrimas. Las nuevas generaciones que leen la obra literaria por primera vez comparten las mismas emociones. Y es que gracias a que fue traducida a más de 32 idiomas y publicada en 19 países, Mi planta de naranja Lima se convirtió en el texto de lectura por excelencia en los colegios de América Latina.

 

Son catorce capítulos los que conforman la obra. Aunque es ficción, tiene partes autobiográficas de autor. En sus hojas plasma los recuerdos de su infancia y del lugar donde creció. Desde la publicación del libro, el éxito fue tan arrollador que la historia fue varias veces adaptada al cine, televisión y teatro. Popularidad que continúa vigente y nuestro país no es ajeno a ello.

 

Mi planta de naranja lima al teatro

Precisamente, el Teatro La Plaza pone en escena Mi planta de naranja lima en una versión con títeres en tamaño real. La pieza es dirigida por Adrián Saba y Els Vandell. Las funciones son los sábados y domingos, a las 5:00 p.m.

 

Si deseas ver el espectáculo junto a tu familia entra a este enlace para mayor información. Y si aún tú o tus hijos no han leído la obra no esperes más. La experiencia será inolvidable y quedarás fascinado con la historia de Zezé. Un niño que nos enseña sobre el amor, la inocencia y que la imaginación infantil no tiene límites. Pero sobre todo nos deja el mensaje de que los sueños se pueden hacer realidad si lo deseas con todas las fuerzas de tu corazón.

Etiquetas: 
Imagen de vmeneses

Por ahora no tengo una frase

Compartir en: