Mi hijo me pega: ¿qué hago?

Padres · 01 de Jun 2020

Mi hijo me pega: ¿qué hago?

Sabemos que ser agredido por tu hijo puede ser frustrante y vergonzoso. Aquí te ayudamos a solucionarlo.

Mi hijo me pega: ¿qué hago?

Freepik / Canal IPe

Son muchos los casos en que los chicos sufren de violencia por parte de sus padres. Pero, ¿qué pasa cuando la situación se da al revés y son los niños los que pegan? En esta nota de Chicos IPe te ayudamos a lidiar con la situación.

 

Según la psicóloga Marta Menéndez, la forma en la que uno responde a la agresión de sus hijos es muy importante. Porque de eso dependerá en gran medida si lo vuelven a hacer o no. Sentir vergüenza o frustración es totalmente válido, pero esa no debería ser una justificación para devolverles el golpe. 

¿Por qué pegan los niños?

La especialista explica que, cuando tienen tres años, los chicos suelen usar los golpes como forma de comunicación, porque todavía no pueden expresarse con palabras. 

 

Cuando son un poco más grandes, de los cuatro a siete años, reaccionan con violencia al no sentirse escuchados o comprendidos. La idea es que esto vaya desapareciendo a medida que aprendan otras formas más saludables de expresar sus emociones.

¿Cómo ayudarlos a que dejen de hacerlo?

Estas son algunas pautas que pueden ayudarte a manejar la situación:

 

Enséñale con el ejemplo. Si queremos que nuestro hijo no sea agresivo, entonces nosotros tampoco debemos serlo. Es importante que seamos consecuentes con lo que queremos. 

 

Dale tiempo y espacio. Si vemos que grita, patalea y pega, démosle un tiempo para que se calme y respondamos con empatía. Así evitaremos normalizar la violencia. Cuando una persona, sea grande o pequeña, está alterada, tiene problemas para escuchar y razonar, por eso es mejor esperar a que pase la tormenta para intentar conversar.

 

Mi hijo me pega: ¿qué hago?

 

Ayúdalo a reconocer sus emociones. Es necesario que aprenda que está bien sentir y que sepa identificar cada vez que está triste, feliz o enojado. Puedes ayudarte de cuentos o películas, ahí encontrarás muchos ejemplos para darle. 

 

Establece límites claros y firmes. Tu hijo no te entenderá si le dices que se porte bien. Esa es una explicación muy general para él. Por eso es importante que seas bastante claro. Explícale por qué responder con violencia es perjudicial, incluso para él y dale herramientas (como respirar del 1 al 10) que le puedan ayudar a controlar sus impulsos. 

 

Si a pesar de tus esfuerzos, el pequeño sigue siendo violento hasta el punto de asustar a toda la familia, es importante que busques ayuda profesional. 

 

Recuerda: esta conducta tiene solución, con paciencia y acción tu hijo podrá tener una vida normal. 

 

También te puede interesar: ¿Cómo manejar las peleas entre hermanos durante la cuarentena?

Etiquetas: 

Notas en tendencia

Acebedario
Imagen de cdiaz

 De ningún lado del todo y de todos lados un poco

Compartir en: