Padres · 11 de Ago 2016

Historias peruanas para no dormir

Seres fantásticos del Perú que te harán temblar de miedo.

Historias peruanas para no dormir

Imagen: Internet

¿A tus hijos les gusta el misterio? ¿Te piden un cuento de terror para dormir? Tal vez las historias que más conocemos aún no sean aptas para ellos, o puede que estén ambientadas en contextos muy diferentes a los nuestros. Por suerte, en el Perú tenemos muchos mitos, leyendas y relatos fantásticos que no solo destacan por tener elementos de misterio e intriga, sino que también dan cuenta de la historia e identidad de nuestros pueblos.

 

Hemos elegido historias que forman parte de la tradición oral de cada una de las regiones de nuestro país. Esperamos que las compartas tus hijos y que se diviertan temblando de miedo.

El brujo de la amazonía

Versión ilustrada del Tunche. Créditos de la imagen: Internet
Versión ilustrada del Tunche. Créditos de la imagen: Internet

 

Uno de los seres más populares y temidos en la selva es El Tunche. No se sabe a ciencia cierta qué es, algunos dicen que es un brujo, otros dicen que es un ave gigante con alas rojas o un espíritu que vive asustando a las personas.

El Tunche en sí mismo no es ni bueno ni malo, pero toma la forma de lo que logra percibir en el alma de sus víctimas. Si la persona es mala, él le dará su merecido y lo hará pagar por todo el mal que ha hecho, y si la persona es buena, solo lo animará a seguir su camino y no tener miedo a nada.

 

Todos saben que El Tunche está cerca cuando, en las noches muy oscuras, el tenebroso ser lanza un silbido fuerte y agudo que se va disipando a lo lejos. Cuando ese silbido se escucha más de una vez, significa que no encontró buenas personas en su camino y solo vienen tiempos de mala suerte para sus víctimas. 

 

Matar, robar, mentir, burlarse del Tunche o insultarlo, son cosas que él no perdonará. Perseguirá a la persona silbando sin parar hasta hacerlo entrar en pánico o volverlo completamente loco para siempre.

 

El duende minero

El Muqui. Créditos de la foto: Internet
El Muqui. Créditos de la foto: Internet

 

El Muqui es un personaje muy conocido y respetado en la sierra, sobretodo en los pueblos o ciudades donde funcionan las minas. Se trata de un duende muy pequeño, fuerte, de cabello rubio largo, rostro rosado y barba blanca. Los pobladores que saben de él, dicen que tiene dos pequeños cuernos en la cabeza y una mirada agresiva que incluso podría hipnotizar a quien lo mire de cerca. Vive en el interior de las minas y se dedica a interrumpir las actividades de los trabajadores ya sea para fastidiarlos, premiarlos o castigarlos si le dan motivos. Cuando quiere hacer una broma, espera que los mineros se duerman para tirarles pequeñas piedras en la cara y despertarlos, y a los que le caen bien, suele ayudarlos durante su jornada de trabajo destruyendo piedras con sus pequeños cuernos. Pero si alguno de los trabajadores hace mal su trabajo o trata mal al Muqui, será castigado teniendo que superar muchas dificultades y podría incluso sufrir un accidente.

 

Cada vez que algo extraño sucede en las minas, se trata del Muqui. A veces se escuchan ruidos extraños, las herramientas se pierden de forma misteriosa o los minerales desaparecen repentinamente. Además, cuando existe algún peligro grave dentro del socavón, el Muqui se encarga de prevenir a los mineros de su agrado con un potente silbido anunciando un posible derrumbe o inundación.

 

Si alguna vez están cerca a una mina completamente vacía y escuchan ruidos extraños, mejor aléjense un poco. Nunca se sabe de qué humor encontraremos al Muqui.

 

Un pueblo lleno de brujas

Hechizo de brujas. Créditos de la imagen: Internet
Hechizo de brujas. Créditos de la imagen: Internet

 

Cachiche es el nombre de un pueblo Iqueño conocido como “el pueblo de las brujas”, pues hace muchísimos años fue habitado por una gran cantidad de mujeres hechiceras que, según los pobladores de Ica, poseían poderes sobrenaturales y utilizaban pociones para curar enfermedades, unir parejas o llenar las chacras de algodón cuando el "mal tiempo" amenazaba la cosecha.

 

La bruja más conocida en Cachiche se llamaba Julia Hernández Pecho, murió cuando tenía 106 años de edad y la gente del pueblo la recuerda mucho no solo por sus grandes hechizos de amor, sino por la increíble profecía de “la palmera de las siete cabezas”. Cuenta la leyenda, que la bruja Julia predijo que la ciudad de Ica se hundiría bajo el agua cuando reverdezca la séptima cabeza de una gran palmera ubicada cerca a la laguna seca de Cachiche. Y adivinen qué, no se equivocó. En el año 1998, el río Cachiche se desbordó y miles de personas resultaron damnificadas. Las personas aseguran que ese fue el primer año en que la séptima cabeza de la famosa palmera no fue cortada y, desde ese día, cada seis meses la podan, cortan y queman para evitar los vaticinios de la bruja Julia.

 

Si visitan Cachiche, podrán conocer la gran estatua de Julia y ver cómo era su rostro, su ropa y algunos de sus instrumentos para hacer hechizos. Además, dicen los pobladores que el conocido bosque de algarrobos de Cachiche, no es otra cosa que un lugar donde, durante el día, las brujas descansan en forma de árboles y de noche, cosas extrañas suceden…

 

Anímense a conocer más historias fantásticas del Perú y cuéntenos qué nuevos mitos encontraron en su búsqueda. Es un inmenso e interesante mundo por explorar.

Imagen de aalcazarb

Lo mejor de nosotros

Compartir en: