Padres · 11 de Nov 2020

El rey de la mesa: El pan ¿no engorda y da energías?

Conversamos con un nutricionista, quien nos explica que el consumo de este alimento debe de ser regulado.

Andina

El pan es un alimento que nunca falta en nuestra mesa. Está en la primera comida del día. En algunas ocasiones, también está presente en el almuerzo y definitivamente es el protagonista del lonche. Sin embargo, alrededor de su consumo giran muchas teorías. Las más populares son que engorda, que solo nos llena y que no aporta ningún valor a la dieta, sobre todo en la de los niños y adolescentes ¿Verdades o mitos?

 

Chicos IPe conversó con el licenciado Miguel Ángel Valle, nutricionista clínico y deportivo. Él nos explica por qué es importante regular el consumo del pan en nuestros hijos. También recomienda con qué otro alimento podemos reemplazarlo.

 

¿El pan es un alimento que no engorda y da energía a niños y adolescentes?

La pirámide de alimentos que actualmente usan como modelo los institutos de salud nacionales e internacionales propone comer en la dieta cereales y harinas. Dentro de ellas está el pan como base. Lamentablemente, esto ha provocado que se incrementen la obesidad, diabetes y problemas metabólicos en niños y adolescentes. Si la dieta de un menor está siendo llevada por un especialista y él considera que se debe incluir el pan en sus comidas para que cumpla con la cantidad de nutrientes necesarios en el día está bien. Eso quiere decir que estamos frente a un consumo moderado. El problema es que no veo que muchos padres encarguen las dietas de los niños en manos de un nutricionista.

 

¿Qué efectos está provocando el consumo excesivo de pan en los menores?

Ha provocado que haya más niños con obesidad, sin fuerza, sin energía y con poca masa muscular. Algunos tienen un sistema inmunológico muy débil y se enferman a cada rato. La mala alimentación ha incrementado los índices de diabetes en la población y lo vemos en personas de todas las edades. Hay jóvenes que padecen esta enfermedad a los 30 años y eso es porque comenzaron sus excesos de comida desde muy pequeños. A veces, a los niños y adolescentes el hambre les gana y si no tienen nada preparado en casa se comen dos panes con jamonada. Ese sándwich lo va a llenar, pero no los alimenta. Con el tiempo se convertirá en grasa.

Pan peruano
Andina

El pan está al alcance de todas las familias peruanas ¿Con qué otro alimento podríamos reemplazarlo?

La idea es regular su consumo. Se podría comer interdiario y cambiarlo por otras fuentes de alimento como las frutas, la avena o la quinua. El pan se puede comer de tres a cuatro veces por semana, pero no todos los días. Este nuevo plan nutricional beneficiaría mucho a los niños obesos, cuya cifra ha incrementado por la pandemia. Ellos ya no salen a jugar al parque, están en casa todo el día, estudiando y buscando con qué recrearse.

 

¿Qué tipo de ejercicios podrían hacer los niños para perder el peso que han ganado en esta cuarentena?

Está demostrado que la mejor rutina que pueden hacer los pequeños en etapa de crecimiento son los ejercicios de fuerza. Como las sentadillas con su propio peso, abdominales y planchas moderadas porque necesitan entrenar sus músculos. Si un niño ha subido mucho de peso, que camine o maneje bicicleta eso no va a funcionar.  Para que la masa muscular tenga más resistencia es importante tener una dieta rica en proteínas que incluya huevos, pescado, pollo, pavo o carne de res.

 

¿Cuál puede ser un desayuno alternativo para evitar comer pan?

Los adultos pueden incorporar en el desayuno de sus hijos una porción de frutas picadas, tortilla de huevos, palta, quinua y avena. Contienen la grasa necesaria y muchas proteínas. Si se incluye el pan en la primera comida del día, pueden acompañarlo con pollo, queso o atún.

 

¿Qué les aconsejarías a los padres para que regulen el consumo de pan en sus hijos?

Les diría que no utilicen el pan como alternativa de comida para que los niños se llenen. Que coman un pan con mantequilla o mermelada tampoco es alimento y no es lo más saludable. Este año, los pequeños al no tener actividad física por el confinamiento no queman calorías como antes y esos tres o cuatro panes que comieron en el desayuno, o en la cena se convertirán en grasa y les traerá problemas a mediano plazo.

 

¿Qué te parecieron los consejos del nutricionista? Está en tus manos cuidar la alimentación de los más pequeños de la casa para que crezcan sanos y fuertes ¡No esperes más y cambia tus hábitos alimenticios por tu bien y el de tu familia!

Etiquetas: 
Imagen de vmeneses

Por ahora no tengo una frase

Compartir en: