Padres · 18 de Ene 2019

Dificultades del lenguaje expresivo

¿Los chicos tienen problemas para encontrar las palabras y contarnos algo?

Problemas para Expresarnos.

Pexels

El trastorno del lenguaje expresivo, también conocido como disfasia expresiva, es una dificultad que surge en el proceso de adquisición del lenguaje. Este trastorno, común en niños en edad escolar, se caracteriza porque a pesar de que pueden entender lo que les decimos no se pueden expresar.

 

También te puede interesar: Señales de alerta en el desarrollo del lenguaje

 

Diagnosticar este trastorno de manera tardía afecta no solo al desarrollo intelectual de nuestros hijos, sino que genera problemas sociales –hacer amigos, relacionarse con otros– y desarrollar baja autoestima.

 

Síntomas para tener en cuenta

 

1. Comienzo tardío

Una de las principales señales es que nuestros pequeños han tenido problemas con la adquisición del lenguaje. Demoraron en decir sus primeras palabras y demoran en adquirir nuevo vocabulario.

2. Problemas para encontrar palabras

Es posible que puedan entendernos pero tienen un vocabulario limitado comparado con niños de su misma edad. Además utilizan palabras no específicas como “cosa” o “esos”. Sobre todo, tienen problemas para encontrar las palabras adecuadas para comunicarse. Esto les genera gran frustración.

apatia.jpg
La apatía puede parecer que nuestro pequeño no está interesado en aprender, pero un diagnóstico correcto puede asegurar que este sentimiento va más relacionado a su impedimento por expresarse. (Pixabay)

3. Problemas para contar historias

Para niños con esta dificultad es difícil contar sus experiencias de manera lógica. Sus historias pueden carecer de detalles o tener problemas de concordancia u orden de los hechos.

4. Omisiones de sufijos o prefijos y errores gramaticales

Otro indicio es que la gramática que logran es deficiente. No estructuran bien las frases y tienden a omitir sufijos, prefijos, preposiciones, pronombres o artículos. Detectar este problema en la edad escolar puede ser bastante difícil y confundirse con la falta de interés.

 

¿Qué puede ayudar?

No detectar este trastorno a tiempo puede llevar a nuestros hijos a tener problemas al hacer amigos y afectar mucho su autoestima. Una vez diagnosticado se te recomendará realizar terapia de lenguaje, pero lo ideal sería tratar de prevenir esta afección.

 

+ Usa juegos de palabras. Existen muchas versiones de juegos de vocabulario en los que tienes que dibujar y adivinar o crear palabras. También podrías probar con pupiletras y crucigramas.

+ Repite correctamente. Si te das cuenta que tu pequeño no construye bien las oraciones, repite lo que quiere decir correctamente y de manera pausada. Usa la estructura, la gramática y la pronunciación correcta.

terapia-del-lenguaje.jpg
La idea de la terapia es ir aumentando el vocabulario de los niños y hacerlos ganar confianza. Esto también debe practicarse en casa con la guía del terapista. (Andina)

+ Lee. El ejemplo es el mejor maestro. Si nuestros hijos nos ven leyendo, se desarrollará una disposición hacia la lectura. Lee con ellos y haz que te cuenten con sus propias palabras lo que han entendido.

+ Practica secuencias. Puedes hacer secuencias como “los pasos para hacer un queque” o “pasos para preparar una ensalada”.

 

Este trastorno puede manifestarse en distintos grados, afectando problemas fonológicos o el procesamiento relacionado a la memoria. El tratamiento de esta afección es la terapia del lenguaje y el objetivo de esta es incrementar el vocabulario del niño utilizando técnicas especializadas. Pero de nada vale que el tratamiento solo se realice en las sesiones con el terapista. Es necesario que los padres estemos pendientes de la evolución del tratamiento haciendo seguimiento en casa y realizando ejercicios que puedan ayudar a su problema.

Imagen de msialer

Quién diría que terminaría escribiendo artículos

Compartir en:

Mantente al día con el Newsletter de Canal IPe

Canal IPe ® Todos los Derechos Reservados 2017

Síguenos en:

® Todos los Derechos Reservados 2016