Padres · 02 de Sep 2020

¿Cansar a los chicos hace que duerman mejor?

Todos hemos escuchado esta recomendación alguna vez en nuestra vida. Aquí te contamos qué tan efectiva es.

¿Cansar a los chicos hace que duerman mejor?

Freepik / Canal IPe

“Cánsalos para que duerman mejor”, es uno de los consejos que como padres escuchamos más cuando no sabemos cómo hacer que nuestros hijos se acuesten temprano o duerman de corrido. 

 

Si a ti también te han recomendado esto para que los chicos “caigan rendidos”, pero aún tienes dudas, aquí vamos a despejarlas. Esto es lo que dice sobre el tema la psicóloga y especialista en crianza Talía Herrera.

Niños que no duermen bien

“Para que un niño logre dormir mejor durante la noche es indispensable que no llegue agotado a la cama. Si está cansadísimo, al contrario de lo que se cree, le será más difícil conciliar el sueño o al menos lograr un sueño profundo, por lo que tendremos que batallar con llantos fuertes o con varios despertares nocturnos”, explica la especialista.

 

Esto se debe a que sobreestimularlos durante el día o privarlos de sus siestas, hace que su cerebro genere más cortisol (hormona del estrés). 

 

El problema más grave no es que no duerman, es que al no permitir que los chicos tengan la cantidad y calidad de sueño necesaria, estamos afectando al desarrollo de su memoria, concentración y limpieza de toxinas. 

 

Recuerda: el sueño es un proceso reparador y sin este consolidar el aprendizaje del día será más difícil.

duerman mejor
Freepik

¡Pero eso no es todo! Otro de los efectos secundarios que pueden aparecer son los terrores nocturnos. Es importante aclarar que no son lo mismo que las pesadillas. Los terrores nocturnos son episodios en los que el niño se “despierta” gritando, sudando y moviéndose mucho. 

 

Esto se produce porque la transición de una etapa sueño de profundo al MOR (sueño ligero) no se gestiona bien y puede quedarse atrapado entre las dos etapas. Eso quiere decir que el niño no está despierto, sino que sigue dormido, pero con los ojos abiertos. 

Lo mejor para los chicos

Seguro te estarás preguntando, entonces, ¿qué es lo que debo hacer? La solución pasa por permitir que los chicos tengan una pequeña siesta de 20 minutos todos los días hasta los tres o cuatro años. 

 

“Debemos cuidar estas siestas como oro porque son sanas y normales para los pequeños. Recordemos que el sueño perdido no se recupera”, dice Talía.

 

Ahora que ya lo sabes, ten cuidado a la hora de seguir consejos de personas que pueden tener buenas intenciones, pero que no son expertas. ¡De nosotros depende que nuestros hijos tengan un buen sueño!

Imagen de cdiaz

 De ningún lado del todo y de todos lados un poco

Compartir en: