Padres · 28 de Oct 2020

Así puedes ayudar a los chicos a reducir el estrés de las clases virtuales

Te damos cinco consejos para aliviarles la carga escolar. ¡Conócelos aquí!

Así puedes ayudar a los chicos a reducir el estrés de las clases virtuales

Freepik / Canal IPe

Dolor de cabeza, cansancio y estreñimiento, son algunos síntomas físicos del estrés que nuestros hijos pueden sentir por pasar muchas horas frente a la computadora llevando clases virtuales. ¿Qué podemos hacer? La psicoterapeuta y educadora de familias en disciplina positiva, Ana Rivera, nos da algunas claves. ¡Toma nota! 

No les exijas tanto

Una de las principales cosas que le generan estrés a niñas y niños (y también a nosotros) son las altas expectativas que nos hacemos sobre ellos. Sobre todo, en esta época, es importante ser conscientes de las limitaciones y concentrarnos en que los chicos logren aprender, pero dándole más valor al proceso que al resultado.

Ayúdalos a organizarse

Es importante que tanto ustedes como ellos tengan un horario en el que separen bloques de tiempo libre para poder descansar y desconectarse. En 10 o 15 minutos pueden escuchar música, salir a caminar o darse un baño. Esto les ayudará a mantenerse menos tensos y más motivados.

clases virtuales
Freepik

Reserva un espacio para que reciban las clases

Tener un espacio para las clases en el que no existan distractores es básico. Puede ser pequeño o grande, pero debe tener solo lo necesario como un lápiz, un lapicero y un borrador y la computadora frente a una pared, de preferencia vacía.

 

“Según un estudio de la Asociación Psiquiátrica Peruana, el 69,2% de niños y niñas peruanos se han visto afectados por la situación actual”

 

Ten en cuenta su edad

Hay papás que esperan que los niños no se muevan de la silla ni se pongan a jugar con las manos, pero si hablamos de alguien de cinco, seis hasta siete años, eso es imposible. Si para los adultos es difícil estar sentados muchas horas mirando una pantalla, ¡imagina cómo se sentirán ellos! Si necesitan pararse, estirarse o cerrar los ojos un rato, está bien. Esos segundos pueden ser de gran ayuda. 

Acepta sus niveles emocionales 

Es necesario que puedas aceptar los niveles emociones de tus hijos y también los tuyos. Recuerda que nadie es perfecto y que es natural equivocarse. ¡Todos necesitamos que alguien nos valide y escuche lo que tenemos que decir!

 

¿Se te ocurre algún otro consejo? Compártelo con nosotros en los comentarios. ¡Hagamos que nuestros hijos disfruten de la experiencia de aprender!

Imagen de cdiaz

 De ningún lado del todo y de todos lados un poco

Compartir en: