Padres · 23 de Dic 2020

Alerta con el síndrome del niño hiperregalado en navidad

Ahora que se acercan las celebraciones por Pascuas ten en cuenta los consejos que te damos en esta nota de Chicos IPe.

Alerta con el síndrome del niño hiperregalado en navidad

Andina

Es tiempo de Navidad. Para muchos es una fecha para disfrutar y compartir con la familia, pero sin duda para los niños es la época en que reciben regalos por haberse portado bien todo el año. Una costumbre que se ha alimentado por años de generación en generación. Y es que en Nochebuena no solo reciben obsequios de los padres, sino también de los tíos, abuelos, padrinos y más familiares. 

 

Aunque es bueno premiarlos porque sacaron buenas notas y obedecieron ¿Es recomendable que acepten tantos presentes? ¡Alerta con eso! Los expertos avisan que un exceso de regalos puede despertar en ellos el síndrome del niño hiperregalado. 

¿En qué consiste?

En el exceso de obsequios que pueden recibir los pequeños por Navidad, cumpleaños, Fiestas Patrias, Día del Niño o simplemente en cualquier fecha. Les damos tantos regalos que incluso terminan perdiendo el interés por todo lo que reciben y ya ni siquiera los disfrutan. Esto produce que no reconozcan el esfuerzo que hace una persona por darle un detalle, ni tampoco valora el presente. Los chicos que tienen este síndrome solo quieren más y más, y recibir todo aquello que se le provoca.

Síndrome del Niño Hiperregalado
Guía Infantil

¿Cómo saber si nuestros hijos tienen el síndrome del niño hiperregalado?

Como padres debemos estar atentos a las siguientes señales de alerta:

 

  • Cuando un niño es poco tolerante a que le digan que no.

  • Si es muy caprichoso y engreído, 

  • Si menosprecia lo que ya tiene.

  • Si es materialista y egoísta.

  • Y si una imaginación limitada al momento de jugar.

 

Lamentablemente, en ocasiones que los chicos padezcan de este trastorno es responsabilidad directa de los adultos. A veces, los padres y otros familiares se sienten culpables porque no tienen el tiempo suficiente para disfrutar con los chicos y no les prestan atención. Para no tener ese sentimiento de culpa, intentan suplir esa carencia con regalos pensando que así serán más felices. Pero no es así. Los pequeños no necesitan regalos para estar contentos, ellos solo requieren pasar tiempo de calidad con sus parientes y así darse cuenta de que la felicidad no está en lo material.

 

Como padres, tenemos la tarea de orientarlos en la vida. Por eso, si quieres engreírlos puedes sustituir un regalo con una salida a comer, una caminata por el parque o prepárale su postre favorito. Otra recomendación que te damos es aplicar la regla de los cuatro regalos que consiste en obsequiar en fechas importantes una prenda de vestir, un libro, algo que deseen y que necesiten. Así aprenderán a priorizar y valorar.

 

Ahora que vienen las fiestas de Navidad enseñemos a los chicos que lo más importante de estas fechas es pasar el tiempo en familia. Y tratemos de obsequiarles regalos que despierten su imaginación y los invite a compartir.

Imagen de vmeneses

Por ahora no tengo una frase

Compartir en: