Otros · 28 de Ene 2020

Tenemos que hablar sobre la dependencia emocional

¿Qué es lo que hace que una persona siga en la misma relación “a pesar de todo”? Aquí te lo contamos.

Tenemos que hablar sobre la dependencia emocional

Freepik / Canal IPe

Todos hemos tenido (o hemos sido), la amiga o amigo que, a pesar de malos tratos, no termina su relación. ¿Por qué ocurre esto? La mayoría de veces se debe a la dependencia emocional

 

¿Qué es eso de la dependencia emocional? Según el Colegio de Psicólogos del Perú, la dependencia emocional es causada por la falta de autoestima. La persona que desarrolla este tipo de “adicción” suele sentir bastante desconfianza, miedo e incertidumbre.

 

A veces, su nivel de sufrimiento llega a ser tan alto, que en algún punto puede llegar a pensar que no puede vivir sin su pareja y que si lo deja, nadie más la va a querer.

 

Tenemos que hablar sobre la dependencia emocional

¿Cómo superar la dependencia emocional?

 

Reconociendo que hay un problema. Lo más complicado de hacer cuando alguien está en esta situación es reflexionar sobre lo que está pasando. Tomarse un tiempo para observarse y reconocer de forma sincera que hay un tipo de dependencia es el primer gran paso para acabar con ella.

 

Dejando de idealizar a las personas. Muchas personas emocionalmente dependientes tienen expectativas altas y poco realistas de los demás. Esto puede provocar que los idealicen y que tengan la imagen de que son “perfectos”, a pesar de que la realidad es totalmente distinta.

 

Aceptando la incertidumbre. Es normal que al sentir que el futuro es incierto, decidamos quedarnos ahí, en el lugar que ya conocemos por miedo. Pero tenemos que dejar ir el miedo a estar solos porque en este caso es lo que nos lleva a seguir en una relación tóxica.

 

Tenemos que hablar sobre la dependencia emocional

 

Buscando ayuda profesional. Es muy importante recibir terapia antes de que la situación se complique. Sobre todo cuando han habido episodios previos de violencia. Salir de ahí no es fácil, por eso es mejor tener el apoyo de un psicólogo que tenga las herramientas necesarias para poder ayudarte.

 

Ahora que ya lo sabes, no es solo “amiga, date cuenta”, también deber ser “amiga, cuenta conmigo”. Recuerda que esa persona no está disfrutando su situación y necesita ayuda, aunque se niegue a recibirla.

Imagen de cdiaz

 De ningún lado del todo y de todos lados un poco

Compartir en: