Otros · 20 de Mar 2020

¿Cómo hablar de discriminación con los chicos?

Es momento de enseñarle a los más pequeños que aunque todos somos diferentes merecemos el mismo respeto. ¡Aprende cómo aquí!

¿Cómo hablar de discriminación con los chicos?

Freepik / Canal IPe

En nuestro país la discriminación es muy común. Ya sea por raza, orientación sexual o discapacidad, lamentablemente hemos sido testigos de más de una situación. 

 

Al tener hijos es nuestra responsabilidad no solo practicar la empatía, sino también guiarlos para que aprendan a hacer lo mismo. 

 

En esta nota te vamos a dar algunas pautas para acercar a los chicos al concepto de discriminación de una forma sencilla. 

 

Enséñales que todos somos diferentes

 

¿Qué pasaría si todos y todas fuéramos iguales? ¿El mundo sería aburridísimo, no? Este es un gran concepto para comenzar la conversación con los chicos.

 

Aliéntalos a imaginar un mundo donde todo sea de un solo color o forma geométrica. Así comenzarán a valorar el hecho de que todos tenemos características que nos hacen especiales y no menos que los demás como el color de la piel, la estatura o el tamaño de la nariz. 

 

Acaba con los prejuicios aprendidos

 

Ellos son conscientes de las diferencias que existen entre nosotros, pero no es natural que las vean como algo negativo. Poner apodos 

o utilizar palabras ofensivas para “alejar” al otro son conductas aprendidas. 

 

Explícales que este tipo de actitudes se llaman discriminación y que hieren los sentimientos de la persona que las recibe. 

 

¿Cómo hablar de discriminación con los chicos?

Sé un buen ejemplo

 

Como mamá o papá deberás identificar y corregir tus propias acciones discriminatorias y prejuiciosas. Si quieres que tus hijos no discriminen, debes acostumbrarlos a ver conductas positivas. El ejemplo dice más que cualquier otra cosa. 

 

Estas primeras conversaciones sentarán las bases para que los chicos acepten y respeten las diferencias y similitudes de otras personas. 

No las dejas pasar, estos son conceptos que no deberían aprender solos. 

 

Recuerda: a medida que vayan creciendo, las preguntas se volverán más complejas. ¡Así que prepárate! Pero no te asustes, serán grandes oportunidades para descubrir lo que van entendiendo. 

 

Imagen de cdiaz

 De ningún lado del todo y de todos lados un poco

Compartir en: