Otros · 09 de Nov 2020

¡Aprende cómo evitar la fatiga de las clases virtuales!

Estos son algunos consejos para que puedas lidiar con el estrés de pasarte el día pegado a la compu.

¡Aprende cómo evitar la fatiga de las clases virtuales!

Freepik / Canal IPe

¿Te duele la cabeza? ¿Los ojos te lloran? ¿Te da sueño temprano? ¿Sientes como si te hubiera caído un piano en la espalda? Tal vez estés experimentando la fatiga de las clases virtuales

 

Ya sea que estés en el cole o en la universidad, casi nadie que pase más de ocho horas sentado frente a una computadora puede librarse de esto. 

 

Afortunadamente, la psicoterapeuta dialéctico conductual Gabriela Lostaunau tiene algunas pautas para evitar que se convierta en un problema a largo plazo y afecte nuestra salud mental y rendimiento. 

Haz pausas activas

Date un descanso de al menos cinco minutos entre clase y clase. Las clases de 45 minutos o más pueden ser agotadoras para cualquiera. Por eso es importante que separes esos momentos para respirar o hacer estiramientos de brazos, piernas, cabeza y cuello. 

 

En cuanto a la respiración, puedes buscar un espacio tranquilo,de preferencia sin bulla y sentarte en una posición cómoda, con la espalda recta, los brazos sobre las piernas y los pies en el piso e inhalar y exhalar alrededor de cinco veces por un periodo de dos minutos. Al inhalar deberás inflar tu estómago como un globo y después soltar todo el aire acumulado.

Establece prioridades

Aprender a distinguir entre lo urgente y lo importante es básico. No todas las cosas se tienen que hacer el mismo día y a la misma hora. Hay algunas que sí son muy urgentes y vamos a tener que apagar ese incendio pronto, pero hay otras que se pueden dejar para mañana. Eso no significa que debemos pasarnos la vida procrastinando, pero tampoco debemos irnos al extremo de actuar como pulpos. También puedes probar usando diferentes aplicaciones para organizarte como Trello o Google. ¡A veces necesitamos una mano!

clases virtuales
Freepik

Recibe luz solar

Al menos una vez al día necesitas hacer una caminata para recibir luz solar, escuchar el sonido de las aves y recibir todo lo que tiene para darte la naturaleza. Anímate a dar aunque sea una vuelta a la manzana ¡Cinco minutos son suficientes! Estar un ratito al aire libre te ayudará quitarte la sensación de estar siempre confinado.

Identifica cuándo es tiempo de parar

Un ejercicio que te puede servir para los momentos de tensión es el STOP, es una herramienta de mindfulness que sirve para que te fuerces a dejar de hacer lo que estás haciendo y te conectes con tu cuerpo para observar todos esos pensamientos que pueden estar pasando y que por estar ocupado no notabas. 

 

Quizás podrías estar sintiendo tristeza por no ver a tu familia y amigos o estrés porque no te alcanzó el tiempo para entregar todos sus trabajos. ¡Ahora podrás identificarlos!

 

Como ves, siempre hay tiempo para alejarte de los aparatos electrónicos por unos minutos. ¡Encontremos el balance en nuestras actividades del día a día para estar bien!

Imagen de cdiaz

 De ningún lado del todo y de todos lados un poco

Compartir en: