Identidad · 08 de Dic 2020

Dos historias en sintonía

Cada 8 de diciembre se conmemora el Día del Locutor Peruano. Entrevistamos a Milagros Campos y Giuliana Ramos, quienes nos cuentan su experiencia en la radio.

Difusión

Con sus voces transmiten emociones y acompañan a millones de peruanos, incluso hasta el último rincón del país. Ellas no solo son una voz bonita a través de la radio, sino también aquellas personas, que, sin conocerlas, te hacen sentir que nunca estás solo. Milagros Campos y Giuliana Ramos son dos locutoras que, desde pequeñas, soñaron con estar en una cabina, entre micrófonos, audífonos y vivir esa adrenalina que solo se siente cuando estás al aire. Hoy, en el Día del Locutor Peruano, conoceremos ambas historias construidas a punta de constancia y empeño.

 

Mi sueño, la radio.

A diario somos testigos de la energía, frescura y originalidad de Milagros Campos como conductora en A todo parlante, en Nacional del Instituto Nacional de Radio y Televisión del Perú. Un espacio, donde nos habla de música, teatro y todo tipo de información cultural sobre lo mejor del talento peruano e historias inspiradoras. Pero su relación con aquella caja mágica de sonidos empezó cuando era muy niña en su casa de Huancayo. Le fascinaba escuchar música todo el día, llamar a los programas para enviar saludos y así de pasada escuchar su voz. Por eso, cuando terminó el colegio decidió estudiar Comunicaciones. 

 

Sus primeras prácticas las hizo en una radio local. Ahí leyó noticias, fue reportera, disc jockey y tuvo un pequeño programa. “Fue una gran oportunidad y experiencia. Era muy reconfortante interactuar con las personas que llamaban y me contaban sus historias sin conocerme. Recuerdo que un día me llamaron del penal. Era un grupo de mujeres que me dijo que les gustaba escucharme porque sentían que era como una amiga en sus momentos más difíciles, pero eso no fue todo. Un día llegó un presente tallado de madera hecho por ellas mismas hasta donde trabajaba. En ese momento me di cuenta de que quería seguir transmitiendo sensaciones a través de mi voz”, comenta la locutora a Canal IPe.

 

A pesar de que ya había logrado cumplir sus primeros objetivos, Milagros quería ir por más y también buscaba desempeñarse en otra de sus pasiones: el teatro. Vino a Lima y mientras veía cómo fusionar ambas disciplinas, trabajó como mesera en dos restaurantes. Al mismo tiempo llevó un curso de locución para perfeccionar más su voz. Cuando menos lo pensó, llegó la oportunidad de ingresar a Nacional. Sin imaginarlo, este enero de 2021 cumplirá cuatro años laborando en uno de los lugares que siempre soñó y tuvo como referentes desde las aulas.

Día del Locutor Peruano
Milagros Campos en la cabina de Radio Nacional. Difusión

“El proceso para llegar a conducir un programa aquí fue bastante largo y muy enriquecedor. He sido asistente de producción, fotógrafa, técnico y reportera, aprendí a hacer de todo. Después de un tiempo, la primera secuencia que tuve fue en el programa Tierra que canta, pero debía ponerme un sobrenombre. Entonces mis compañeros me pusieron ‘humita’ y así me llaman todos en Radio Nacional, un lugar que siento como mi casa”, cuenta emocionada.

 

La voz de Milagros también se oye en spots publicitarios e informes, pero además tuvo la oportunidad de participar en radionovelas para el Proyecto Bicentenario que narra el proceso de independencia. En esta oportunidad, en la cual por fin logró juntar el teatro y la radio, grabó varios episodios con actores de la talla de Carlos Victoria, Haydeé Cáceres, entre otros. Asimismo, demostró su talento para la actuación en un homenaje a la actriz Delfina Paredes y la experiencia fue más que gratificante.

 

Aunque en los últimos meses ya no va la radio debido al aislamiento social por la pandemia de la COVID-19, ‘Humita’, como le dicen, no ha dejado de comunicarse con sus oyentes. Desde casa, con la ayuda de un celular graba las locuciones y lanza el programa en vivo a través del Facebook de A todo Parlante, de lunes a viernes, a las 6:30 p.m.. Hoy en el Día del Locutor Peruano lo celebrará haciendo lo que más le gusta, informando y transmitiendo a la gente. Se siente orgullosa de lo que ha logrado hasta el momento, pero sobre todo muy agradecida con todas las personas que le dieron la oportunidad, que le enseñaron y le dieron un consejo para su futuro profesional. Por eso, tampoco duda en darles una sugerencia a todos los que quieren incursionar en el mundo de la locución.

 

“A veces nos llenamos de miedo y no lo queremos intentar. Si quieres algo, en este caso ser locutor, hazlo no para que te genere reconocimiento, sino porque te hace feliz. Nunca critiquen el proceso porque de todo se aprende. Yo siento que sé poquito a comparación de grandes maestros de la locución, pero siempre estoy buscando hacerlo mejor. Salgan de su zona de confort, nada es imposible. Nunca dejen de estudiar y desarrollarse. Recuerden que la actitud de cómo enfrentas cada reto hará la diferencia y te llevará lejos”, enfatiza.  

 

¿Qué es lo más gratificante de ser locutora?

Transmitir. Ser consciente de que la gente te escucha hace que cada día sea un reto nuevo. Además, me emociona saber que mi familia me oye y se siente orgullosa, eso es lindo. 

 

La voz detrás de la noticia

“No es sencillo estar frente al micro e imaginar que millones de personas te están escuchando”, cuenta Giuliana Ramos, locutora del programa el Resumen de la Hora en RPP. Sus días comienzan a las cuatro de la mañana cuando todo el Perú todavía duerme. Sale de su casa aún con el cielo oscuro y con ese frío entumecedor que solo se siente en las madrugadas. Al llegar a la radio, revisa las noticias más importantes, las redacta y las narra cada media hora. Esa es la rutina. Hoy es una de las voces que identifican al medio.

 

Su historia con la radio comenzó en el 2007 cuando estaba en el primer ciclo de universidad. Gracias a un primo, tuvo la oportunidad de trabajar en una emisora, en AM, en un espacio llamado Acción por el planeta. Ahí leía los tips en una secuencia. Recuerda que el primer día los nervios la invadieron. Sintió miedo al pisar una cabina y al ver que el foco cambiaba a color rojo, en señal de que debía salir al aire. 

 

“Mi voz era muy agudita, pero ya tenía una base porque desde niña cantaba en el coro de la parroquia. Eso permitió perfeccionarme y ahí aprendí a utilizar la respiración diafragmática, igual todo es práctica. Mi otro acercamiento con la radio fue cuando trabajé en CPN para un programa dedicado a adultos mayores. Hacía informes sobre salud y los locutaba. Yo ya me escuchaba un poco diferente. Luego de ello, tuve una breve participación en la Maratón RPP y quedé fascinada; sin embargo, la vida me fue llevando por otros rumbos en mi carrera”, cuenta Giuliana.

 

Trabajó como redactora y reportera en otros medios de comunicación. En esta etapa descubrió que el periodismo es enriquecedor, es pasión e implica mucho sacrificio. Comprobó que realmente se aprende en la calle, conociendo todo tipo de realidades. Para ella, ser perseverante y tener paciencia, la han llevado a desempeñarse en distintas ramas de la carrera. Por eso, aconseja que todo profesional lo aplique en el campo laboral. 

 

Y así pasaron algunos años hasta que logró ingresar a RPP. Medio en el que soñaba trabajar desde muy chica porque creció escuchando aquellas voces con las que hoy tiene el privilegio de compartir cabina. Una de ellas es la voz del señor Hugo Viladegut. 

Dia del Locutor Peruano
Giuliana Ramos narrando noticias en RPP. Difusión

“Cuando me tocó trabajar con él, al principio me cohibí y estaba muy nerviosa, pero luego locuté y me sentí más segura. El señor Viladegut es una gran referente para mí como persona y profesional. Aprendo mucho con él cada día. Y es que de eso se trata, de compartir conocimientos. Por eso, constantemente trato de ayudar a quien lo necesite. Sobre todo, porque si te pasa algo y no puedes ir ese día a la radio siempre es bueno que haya una persona tan preparada como tú para que te pueda cubrir”, expresa.

 

Precisamente, porque le gusta enseñar Giuliana da talleres de locución y da tips en sus redes sociales de Tik Tok e Instagram. Un mensaje que siempre les dice a sus alumnos es que si quieren trabajar en radio deben de practicar bastante, estar informados y sobre todo saber escuchar a quienes tienen más experiencia. 

 

Ella es la voz de la noticia, pero también se le oye en spots comerciales. Confiesa que aún no se la cree que a diario la escuchan millones de personas. Si bien su rutina es estar frente al micrófono, cada jornada siente los nervios de la primera vez. Quienes la siguen le escriben de varias partes del Perú. Esos detalles le dan más impulso para seguir mejorando y le reafirman que lo quiere continuar haciendo es radio. Entre sus próximas metas está enseñar en alguna universidad y formar su propia productora ¡Va por más!

 

¿Qué te ha dado la radio?

La responsabilidad llevar la noticia de la manera más objetiva y actualizada en cada momento a lugares donde no llega la televisión ni el internet. Siento que el público lo valora y eso me hace feliz.

 

Dos historias que inspiran y nos motivan a luchar por nuestros sueños. Para ellas, la locución es una pasión y un reto constante. Es ponerle voz a los pensamientos y sentimientos. Es el noble trabajo de acompañar a la gente.

Imagen de vmeneses

Por ahora no tengo una frase

Compartir en: