Identidad · 27 de Ago 2019

¿Conoces a la comunidad drag de Lima?

Tres representantes de la comunidad drag limeña nos cuentan su experiencia y lo que buscan comunicar con sus personajes.

El arte drag en Lima

Difusión

Durante los últimos años el drag ha ido apareciendo con más frecuencia en nuestro país, un arte que propone al transformismo como un acto de rebeldía y de diversión. Poco a poco fueron llegando drags de todo el mundo que representaban distintos tipos de espectáculos.

 

Muchas más personas se interesaban sobre el arte del drag y por supuesto, representantes de la comunidad drag en Lima comenzaron a hacerse más conocidos también. En esta nota te presentamos tres artistas que luchan por la valoración del drag como un arte multidisciplinario. 

 

Black Velour

«Inicialmente yo no quería hacerlo, pero todo el mundo cuando me veía bailar me decían “deberías hacer drag”. Yo no quería, porque sabía que iba a necesitar una gran inversión y no necesariamente era rentable», empieza.

 

Pero diferentes cosas fueron llegando a su vida, las cuales concluyeron con el nacimiento de “Black Velour”. Álvaro ya estudiaba actuación, pero aparte de eso le apasionaba el maquillaje, el canto, el baile, la moda, artes que se  se juntan al momento de hacer drag. «Black Velour es tendencia, siempre va a ser alguien que está a la vanguardia de la moda. Además de eso es muy sexy y versátil». Todas esas características, busca motivar a las personas a que se puedan sentir seguras consigo mismo también.

 

Black Velour forma parte de la comunidad drag de Lima, la cual cree que hasta el momento se mantiene dividida. «Siento que deberíamos apoyarnos más, quienes nos dedicamos a este arte sabemos todo lo que hemos tenido que pasar para llegar a donde estamos. No me gustaría que otra persona tenga que sufrir eso, por eso debemos estar ahí para los nuevos artistas.»


Black Velour busca motivar a las personas a que se sientan seguras consigo mismas.

Para Black Velour es importante poder llegar a personas más allá de la comunidad LGTBIQ, quisiera poder ser parte de otras actividades como conversatorios, master class, talleres de cuenta cuentos; incluso trabajar con chicas para fomentar la confianza y el amor propio. «Para esto se necesita educación,  creo que el objetivo siempre va a ser enseñar a las personas. No solo presentarse una noche y que la gente se olvidó de quién es, sino marcar una historia», finaliza.

 

Xanaxtasia

«Descubrí el drag en el 2011, viendo el programa RuPaul's Drag Race. Yo a esa edad no sabía nada de lo que era ser drag queen, entonces lo vi y empecé a entender todo su arte», nos comenta. 

 

Luego de estudiar actuación, Diego decidió que quería crear un personaje. Así que mandó a hacer su primer vestido, se compró una peluca, sus tacos y se presentó en una fiesta de nuevos talentos; así nació Xanaxtasia. Este personaje ha ido evolucionando con el tiempo dejando un look tenebroso, por uno más señorial y glamour.

 

«Creo que hay drag queens en Lima que son extremadamente talentosas». Explica que la principal característica de la comunidad drag limeña es la creatividad y el talento. Además ahora existen muchos más estilos, inicialmente había uno bien marcado, pero ahora se están probando diferentes posibilidades y todas son bienvenidas.


En sus inicios, Xanaxtasia buscaba mostrar un look más tenebroso.

«Las personas están aprendiendo que el drag es una arte y está siendo más aceptado. Ahora personas que fuera de la comunidad LGTBIQ están aprendiendo todo el trabajo que hay detrás de la creación de un personaje». Es así como Xanaxtasia ha podido presentarse cada vez en más lugares con un púbico variado.

 

Alezz Andro

«La primera vez que me drageé fue por una clase de maquillaje que llevé en la PUCP. Yo no usaba maquillaje, no me gustaba, pero como soy artista visual, me empezó a gustar mucho. Esa primera vez, para mi fue una revelación», empieza contándonos Alezz Andro. Luego de eso, empezó a probar con diferentes maquillajes, materiales, transformaciones. Y en el 2018 hace público su deseo por hacer Drag.

 

Una amiga motivó su interés por dedicarse a este arte y le propuso participar en un concurso. Ahí decidió crear su personaje, su personalidad y todo lo que necesitaba para eso. Con todo listo, participó en el concurso y pudo llegar a la final.

 

Desde ese momento ha evolucionado muchísimo. «Yo diría que Alezz Andro se define abrazando las luchas feministas y transfeministas. Le gusta darse mucho amor propio, es orgullosamente LGTBIQ. Es super empático, super coqueto, tiene mucha energía. Es hablar también de otros tipos de masculinidades, una que abraza los brillos, la escarcha, etc.»

 

Alezz Andro es uno de los primeros drag kings en la comunidad limeña. A partir de él, otros han podido sentirse inspirados para  crear su propio personaje. Ahora poco a poco esta comunidad se está uniendo, pero aún falta mucho para que lleguen a consolidarse como le gustaría.


Alezz Andro es uno de los primeros drag kings en la comunidad limeña.

Este crecimiento es posible también debido a que en nuestra sociedad, cada vez están más presentes el activismo LGTBIQ y el activismo feminista. Esto ha permitido que las diferentes expresiones sean cada vez más aceptadas.

 

«El drag es el arte que lo tiene todo. No tienes que definirte en un estilo para hacer drag, se abraza la diversidad. Para mí es importante generar un nuevo modelo que abrace las diferencias y las respete. Que las personas entienden que hay otros tipos de masculinidades, no solo la opresora. Dar un mensaje de amor y desapego a cualquier tipo de violencia. Para ello creo que es importante llegar a personas de todas las edades, no solo dentro de la comunidad LGTBIQ», finaliza.

 

Algo que comparten los tres testimonios, y de lo que no debería quedar ninguna duda, es que el drag es un arte completo; crear estos personajes ha sido un trabajo de años ¡Asistamos a sus presentaciones y apoyemos su talento!

 

Imagen de aromero

Trabajo para mantener a mis gatos.

Compartir en: