Identidad · 28 de Nov 2019

Allillanchu: El proyecto nacido en Cusco que empodera a mujeres en estado vulnerable

Alessandra Sotomayor se inspiró en su propia historia para cambiar la vida de jóvenes cusqueñas.

Allillanchu: El proyecto nacido en Cusco que empodera a mujeres en estado vulnerable

Canal IPe / Allillanchu

Enterarse que Cusco es una de las regiones con mayor índice de violencia en nuestro país fue el empujón que Alessandra Sotomayor necesitaba para crear Allillanchu ‘Hola, ¿cómo estás?’ en quechua en 2016. 

 

Este emprendimiento social tiene como objetivo brindarle educación gratuita a mujeres que no han tenido acceso a estudios superiores o que tienen un trabajo que no les permite generar los ingresos necesarios para mantenerse.

 

“Lo que me motivó a crear Allillanchu fue mi experiencia personal. Yo he sufrido de violencia física y psicológica, pero tuve el privilegio de estudiar y tener acompañamiento profesional. Quiero darle esa misma oportunidad a las mujeres con las que trabajo”, dice.

 

La iniciativa consta de cuatro módulos: emprendimiento, empoderamiento, prácticas y proyectos. Ahí las jóvenes aprenden oficios de baja inversión como bisutería o repostería para poder sacar adelante sus propias empresas. 

 

“El objetivo principal del programa es acabar con los círculos de violencia y pobreza que rodean a estas mujeres y conseguir que puedan encontrar independencia económica y emocional”, explica.

 

Las mujeres que participan del proyecto han salido de la casa hogar Amantaní. Muchas de ellas han sido maltratadas por sus parejas.

 

Allillanchu: El proyecto nacido en Cusco que empodera a mujeres en estado vulnerable

 

Un proyecto autosostenible

Para poder hacer realidad Allillanchu, Alessandra creó una marca con el mismo nombre en la que vende bolsas de drill ecoamigables, almohadas, entre otros objetos. Gran parte de esos ingresos van para los materiales que se utilizan para ayudar a las participantes con el desarrollo de sus marcas. 

 

Los diseños de los bolsos y almohadas son hechos por diseñadoras 100% peruanas. La idea es continuar con el mensaje de empoderamiento a través de estos productos.

 

“Allillanchu es lo mejor que me ha pasado en la vida ya que esto me permite alcanzar mi propósito que es ayudar a otras mujeres. Me hace muy feliz verlas realizándose y alcanzando su independencia”, menciona.

 

Allillanchu: El proyecto nacido en Cusco que empodera a mujeres en estado vulnerable

 

Si quieres apoyar a la causa date una vuelta por sus redes sociales. ¡Por un Perú sin violencia!

Etiquetas: 
Imagen de cdiaz

 De ningún lado del todo y de todos lados un poco

Compartir en: