Nuestra Amazonía esconde riquezas inimaginables. Desde plantas, comunidades aisladas y, por supuesto, animales que huyen del contacto humano. Pero la curiosidad por conocer sus secretos ha llevado a investigadores a usar herramientas como las cámaras trampa.

Estás cámaras están diseñadas de una manera especial. Cuentan con baterías y se activan mediante una luz infrarroja a través del movimiento de los animales. Otra forma de captar especies es usando un collar para monitorearlos via satélite, por ejemplo. Pero ninguna es tan eficiente como las cámaras, que son usadas en el Perú desde hace 10 años.

Colocarlas no es nada fácil. Requiere de caminatas exigentes en terrenos hostiles por los que quizás no ha pasado un humano antes. Los guardaparques y especialistas del Sernanp recorren días enteros y las ubican en troncos caídos o árboles en donde pueden quedarse hasta 90 días.

Gracias a este trabajo colaborativo se han logrado captar las primeras imágenes de animales que conocemos pero que no contaban con un registro en nuestro país, como el puma y el otorongo.

¿Has visto las imágenes? Cuéntanos qué animal es el que te gustaría ver.

Imagen de ccontreras

Sin bolsa, por favor.

Compartir en:

Mantente al día con el Newsletter de Canal IPe

Canal IPe ® Todos los Derechos Reservados 2017

Síguenos en:

® Todos los Derechos Reservados 2016