Ecología · 10 de Oct 2019

Tú puedes salvar los árboles de la selva peruana con Arbio

¿Estás dispuesto a proteger nuestra Amazonía? Conoce cómo en esta nota.

Tú puedes salvar los árboles de la selva peruana con Arbio

Arbio / Canal IPe

De niña, Tatiana Espinosa soñaba con salvar animales en peligro de extinción. Ese gran objetivo la llevó a fundar Arbio en 2010 junto a sus dos hermanas Rocío y Gianella. 

 

La motivación de crear una organización que se encargara de conservar el bosque amazónico nació a partir de que se encontró con los trabajos de construcción de una carretera que impactaba directamente en la biodiversidad de Madre de Dios.

 

“Desde que comencé con el proyecto siento una enorme responsabilidad. He prometido cuidar a los árboles. Ellos son los pilares energéticos del planetas, gracias a ellos existe la vida tal como la conocemos. Puedo sentir cómo ellos me protegen", dice la ingeniera ambiental. 

 

Pero Arbio no es un bosque cualquiera, está lleno de shihuahuaco, una especie que hoy está terriblemente amenazada.

 

Los shihuahuacos son árboles majestuosos y longevos, que tardan más de 800 años en crecer. Animales como el águila harpía, los murciélagos, ardillas y añujes, pasan su vida sobre ellos. 

 

Tú puedes salvar los árboles de la selva peruana con Arbio

 

Tarea de todos 

 

Arbio busca que la conservación del bosque amazónico sea una misión compartida en la que puedan participar organizaciones sin fines de lucro, empresas y todos nosotros. 

 

Para hacerlo posible han creado una plataforma de conservación, en la que puedes escoger una o varias hectáreas de bosque para proteger a nombre propio o como regalo a algún ser querido por aniversario, nacimiento o incluso fallecimiento. 

 

Al hacerlo recibes un certificado personalizado y pasas a ser parte de la comunidad del proyecto con facilidades para ir a conocer la estación y el bosque que cuidan el Tambopata, Madre de Dios. 

 

Tú puedes salvar los árboles de la selva peruana con Arbio

 

Desde este año la plataforma incluye también la opción de apadrinar árboles en peligro de tala ilegal, muchos de ellos centenarios como la Quinilla Colorada, la Manchinga, la Catahua y el famoso Shihuahuaco.

 

"Madre de Adiós tiene un potencial enorme en recursos naturales y biodiversidad. El reto es saber trabajar con esta diversidad y darle valor a los productos y servicios que nos brinda el bosque para así manejarlo y conservarlo", reflexiona Tatiana. 

 

¿Qué dices, te sumas? Contáctalas a su página de Facebook. El cambio ahora está en tus manos.

Imagen de cdiaz

 De ningún lado del todo y de todos lados un poco

Compartir en: