Ecología · 13 de Jun 2019

Sinba: en búsqueda de una gastronomía sostenible

Sinba, una organización peruana que se encarga del tratamiento de residuos orgánicos para lograr un mundo sin basura.

Sinba: ¡Que nada se bote!

Freepik / Canal IPe

En el 2017 los fundadores de Sinba estaban en un restaurante. Luego de terminar de comer se dieron cuenta de los restos de comida en sus platos, esa situación era la misma en las otras mesas, entonces se preguntaron “¿qué pasa con la comida que sobra?”. Esa interrogante los hizo investigar y descubrieron que en Lima se producen 10 000 toneladas de residuos sólidos por día y más de la mitad son residuos orgánicos.

Sinba
Parte del equipo de Sinba.

«Encontramos dos iniciativas en el mundo que se dedicaban al tratamiento de residuos orgánicos. Ambas producían comida para cerdo», nos cuenta Stephanie Bravo, coordinadora de Alianzas de Sinba.

 

Fue así que nace Sinba, una empresa socio-ambiental que apuesta por los residuos como un vehículo de transformación social y ambiental. Para ello, convierten restos orgánicos en alimento animal y abono y maximizando el valor de los reciclables inorgánicos. El nombre viene del mensaje de la empresa: “sin basura”.

 

En la actualidad, más del 52% de desechos generados son orgánicos. El sistema con el que se trata este tipo de residuos son los rellenos sanitarios, esto significa abrir un hueco detrás de algún cerro y llenarlo con basura; una vez que el hueco se ha llenado, se abre otro y se repite el proceso.

 

Bajo este mecanismo, se ha llegado a cubrir 1 300 hectáreas con rellenos sanitarios. Esta manera de deshacerse de los residuos es letal para el medioambiente, ya que al descomponerse producirá metano,  que es 30 veces más dañino que el CO2.

¿Cómo funciona Sinba?

El equipo de Sinba trabaja de la mano con los centros de producción de los residuos, los cuales pueden ser restaurantes, categoría, comedores de empresas, comedores de colegios, institutos, universidades, etc. Y granjas de cerdos.

Sinba
Funcionamiento del ciclo Sinba.

El proceso inicia con el programa #sinbasura, el cual se basa en alianzas con empresas a las cuales asesoran y capacitan para desplegar mejores prácticas en la gestión de residuos. Luego se recogen los residuos orgánicos en los centros de alimentación, los cuales se llevan a la biofábrica en donde los residuos orgánicos se convierten en alimento animal y abono mediante un proceso biotecnológico.

 

Ese alimento se comercializa a un precio justo a granjas porcinas urbanas, que reciben además asesoría técnica para convertirlas en Granjas Saludables y con bienestar animal, que puedan volverse proveedores de alimentos locales de alta calidad para la ciudad.

 

Para lograr esto, se entrega a los aliados todo lo necesario para que ellos puedan

segregar los restos correctamente: «La idea es que esa carne pueda volver al restaurante eventualmente y así cerrar el círculo de economía circular», concluye Stephanie.

 

Si quieres conocer más acerca del trabajo de Sinba y cómo puedes ayudar a lograr un mundo sin basura, te invitamos a que revises su plataforma y te sumes a esta iniciativa ¡Todos podemos apoyar de alguna manera!

 

Imagen de aromero

Trabajo para mantener a mis gatos.

Compartir en: