Ecología · 07 de Dic 2020

Reduce el consumo del plástico en casa poniendo en práctica estos 5 consejos

Evitar sorbetes, utilizar bolsas ecológicas y no comer goma de mascar ayudarán al cuidado del medio ambiente.

Andina

 

El plástico está en nuestro día a día. Está presente en nuestros celulares, computadoras, en los envases de comida cuando pedimos algo a domicilio, en los empaques de dulces que compramos, recipientes y en cualquier otra cosa si miramos alrededor de nuestro hogar. A simple vista, reducir su consumo podría resultarnos una tarea imposible.

 

El plástico afecta a la tierra, el agua y el aire de distintas maneras. ¿Sabías que tarda en desaparecer entre cien y mil años años? Mientras se degrada libera toxinas que provocan daños irreversibles en los ecosistemas. Aunque el reciclaje es una buena opción para disminuir la contaminación causada por este material, en la actualidad ya no es una medida suficiente. Lo que debemos hacer, definitivamente, es reducir el uso del plástico.

 

¿No crees que es momento de ponernos manos a la obra? Desde tu casa puedes aportar tu granito de arena y regular el uso de plásticos desechables para cuidar nuestro planeta ¿Quieres saber cómo? En esta nota de Canal IPe te lo contamos, ¡Toma nota!

 

1.      Evita utilizar sorbetes

Según Greenpeace, se utilizan 13 millones de cañitas a diario en todo el mundo. Este elemento, que tarda aproximadamente 500 años en desintegrarse, es uno de los que más daño causa en los océanos. No solo daña ecosistemas marinos, sino también causa la muerte a los peces y otras especies, que confunden el plástico como alimento. 

 

Si eres de los que disfruta tomar bebidas con sorbete elige uno reutilizable. Pueden ser de bambú, acero o silicona. ¡Escoge el color que más te guste y colabora con el medio ambiente! Existen además cañitas ecológicas hechas a base de vegetales. Y si no sabías, también existen sorbetes de azúcar, chocolate y galleta para comer. ¡No más plásticos en nuestras bebidas!

Plástico
Andina.

2.      Compra helados con recipientes comestibles

¿A quien no le gusta compartir un refrescante helado con toda la familia en casa o en la calle? Ahora que estamos cerca de la temporada de verano es inevitable resistirse a este delicioso postre. Por eso, cuando compremos uno, escojamos aquellos que tienen un recipiente comestible y evita las cucharitas de plástico.

 

Aunque es un gesto pequeño, cualquier cambio aporta a la lucha contra el uso masivo de plásticos.

Plástico
El Observador.

3.      No a las bolsas de plástico

Se calcula que cada minuto se usan dos millones de bolsas de plástico en el mundo. Estas tardan unos 150 años en descomponerse y en ese proceso causa un terrible impacto ambiental. Cambia ese mal hábito y reemplazalas por bolsos de tela o de papel reciclable.

 

Debido a su material resistente, las bolsas de tela son más duraderas. Además, tienen estilo pues existen diversos modelos, diseños y colores que puedes lucir al momento de comprar. En casa, también puedes guardar algunos productos y objetos en envolturas de papel. Es momento de pensar en el gran daño que le hemos causado al planeta en el que vivimos, ¡Ya sabes! De aquí en adelante utiliza bolsas ecológicas.

Plástico
Andina.

4.      Recicla algunos plásticos

Algunos artículos como las botellas de agua pueden ser reutilizables en nuestra casa y las podemos emplear para cualquier otra cosa. Por ejemplo, podemos convertir estos envases en una maceta para las plantas que tenemos en el hogar. O también transformarlos en una porta lapiceros para tu cuarto, monederos y hasta servilleteros.

 

¡Pon a prueba tu creatividad! Dales otro uso a las botellas de plástico y diviértete fabricando cualquier objeto que  imagines. Así, demostrarás tu talento y protegerás el medio ambiente al mismo tiempo.

Ciencia
Amarillo, verde y azul.

5.      Adiós a la goma de mascar

A veces cuando estamos en casa viendo una película, haciendo nuestras tareas o frente a la computadora nos gusta mascar chicle, pero ¿Sabías que contienen plástico en su composición? Uno de los químicos que incluye es el polietileno, que se usa para elaborar bolsas y botellas de plástico.

 

Estos chicles muchas veces terminan en el suelo, en la suela de los zapatos y hay quienes tienen la mala costumbre de pegarlo debajo del escritorio, ¡terrible! Este, al igual que el plástico, se demora en descomponerse y mientras lo hace las micropartículas dañan los espacios naturales. Si dejas de consumir chicle evitarás que se dañe más el medio ambiente, pero también cuidarás tu salud dental.

Plástico
Pinterest.

¿Qué te parecieron estas recomendaciones? Si somos conscientes que debemos proteger nuestro planeta de la contaminación del plástico, aplicar estos consejos en casa será más fácil de lo que pensamos ¡Es tarea de todos cuidar el mundo en el que vivimos! Pon en práctica estas sugerencias y compártelas con tus familiares y amigos. 

Etiquetas: 
Imagen de vmeneses

Por ahora no tengo una frase

Compartir en: