Ecología · 20 de Ago 2019

Esta empresa social recicla banners para convertirlos en bolsos y mochilas

Con FUB, José Antonio Díaz ayuda a cuidar el medio ambiente y le da trabajo (y una segunda oportunidad) a las mujeres del penal de Santa Mónica.

Esta empresa social recicla banners para convertirlos en bolsos y mochilas

FUB / Canal IPe

En 2017, José Antonio Díaz, ingeniero industrial de formación, creó Fui un Banner (FUB), una empresa social que busca darle una vida útil a las miles de toneladas de banners que son botados y quemados en nuestro país. 

 

Él había visto una idea similar en un viaje que hizo a Barcelona. A su regreso, estaba convencido de que esos carteles podían tener mejor destino que un relleno sanitario. 

 

Su plan era elaborar diferentes artículos a partir de materiales tan versátiles como la tela, el cuero y el plástico. Pero aunque esto sonaba perfectamente posible, no lo fue tanto. 

 

Esta empresa social recicla banners para convertirlos en bolsos y mochilas

 

En el camino descubrió que por el grosor de los banners, era muy complicado cortarlos y cocerlos. Ningún costurero aceptó el reto. Después de varios experimentos se dio cuenta que si los dejaba al sol por unos 15 minutos se ponían más blandos. El desafío estaba superado. 

“La cantidad de banners que se producen en nuestra capital por mes podrían llenar cuatro estadios nacionales”.

 

Ahora puede convertir un panel de dos por cuatro metros en 8 mochilas, 10 morrales, 20 bolsos o 100 cartucheras.

 

Pero José Antonio confiesa que ese esfuerzo no es solo suyo. Las manos de hasta ocho reclusas del Penal de Santa Mónica de Chorrillos están detrás de cada costura de los productos de FUB. Ellas son integrantes del programa Cárceles Productivas del INPE, que busca que las reclusas y reclusos puedan reinsertarse en la sociedad y en el mundo laboral. 

 

Esta empresa social recicla banners para convertirlos en bolsos y mochilas

 

El joven empresario jamás imaginó que una persona privada de su libertad pudiera pagar la carrera de su hijo reciclando banners. Con orgullo cuenta que las integrantes del proyecto han conseguido aumentar sus ingresos hasta en un 40%.

 

Pero su objetivo más grande lo tiene de aquí a dos años: formar la primera promoción de mujeres costureras de banners del Perú y que ellas puedan ser mentoras de sus compañeras. De esta manera tendrán la posibilidad de escalar en la cadena de mando.

 

Si quieres adquirir alguno de sus productos o donar un cartel puedes escribir a sus redes sociales

 

Apoyemos a las iniciativas que buscan hacer de nuestro país un lugar mejor para vivir.

Imagen de cdiaz

 De ningún lado del todo y de todos lados un poco

Compartir en: