Ecología · 19 de Mar 2020

Esta diseñadora hace mochilas veganas a base de piña

Sandra Valle diseña mochilas y accesorios con insumos que no perjudican a los animales ni al ambiente.

Esta diseñadora hace mochilas veganas a base de piña

Difusión / Canal IPe

Sandra Valle ya era vegana cuando decidió averiguar sobre el impacto de la moda en los animales y la Tierra. Lo que descubrió la llevó a crear Insecta, un emprendimiento responsable con el ambiente. 

 

Ella cuenta que desde siempre estuvo en contra del maltrato animal, pero que nunca pensó que los materiales de la ropa que usaba como el cuero o el algodón, estaban contribuyendo a este maltrato. 

 

Moda vegana

 

Con el tiempo, Sandra ha conseguido elaborar mochilas 100% veganas con “cuero” hecho a base de piña. Los motivos de sus productos van desde una cucaracha, hasta arañas o abejas, insectos muy temidos por la gente. Ella quiere recordarle a las personas la importancia de todos los seres vivos del planeta. Porque hasta los animales más chiquitos tienen una misión. 

 

Es por eso que también es parte de la Asociación de Moda Sostenible del Perú, una comunidad de marcas, diseñadores, artesanos y bloggers que buscan promover la producción y el consumo responsable en la industria de la moda de nuestro país.

 

Esta diseñadora hace mochilas veganas a base de piña

¿Cuero de piña?

 

El cuero de piña en realidad no es cuero. Solo lo llaman así para que la gente entienda que es una alternativa al cuero animal. 

 

Pero, ¿cómo se obtiene el “cuero” de piña? Los agricultores queman o botan las fibras de la hojas de la piña que producen en la cosecha. ¡No saben qué hacer con tantas hojas! Lo que hacen iniciativas como la de Sandra es comprarlas y convertirlas en un tejido. De ahí obtienen el material para hacer mochilas súper chéveres.

 

Las ventajas del cuero de piña son varias: para producirlo no se consume mucha agua ni se necesita un terreno de cultivo. Además, es muy resistente y puede durar hasta ocho años y usándolo estamos contribuyendo a cuidar nuestro planeta.

 

Esta diseñadora hace mochilas veganas a base de piña

Otra opción sostenible

 

Pero el cuero de piña no es el único material con el que Sandra trabaja en Insecta. También ha encontrado en el látex vegano una gran alternativa. 

 

Ella consiguió contactarse con un grupo de mujeres de la comunidad asháninka para trabajar con ellas. 

 

Ellas obtienen el látex de la shiringa, un importante árbol local. Lo interesante es que para conseguir el material no tienen que talar los árboles, solo cortar con un punzón una pequeña parte del tronco. Al hacerlo, éste bota un líquido parecido al de la sábila. Luego lo dejan secar al aire libre. ¡Así nace el látex vegano!

 

La siguiente meta de la diseñadora es trabajar con cuero de cactus, que puede durar hasta 10 años y está libre de químicos tóxicos. Desde Canal IPe estamos seguros que lo logrará.

 

Recuerda: no necesitas ser vegano para consumir productos veganos. Con pequeñas acciones, estarás haciendo grandes cambios.

 

También te puede interesar: ¡Usa estos zapatos y salva al planeta!

Etiquetas: 
Imagen de cdiaz

 De ningún lado del todo y de todos lados un poco

Compartir en: