Ecología · 14 de Jun 2019

En medio de la selva: Programa educativo Cocha Cashu

En el Parque Nacional Manu se encuentra la Estación Biológica Cocha Cashu, cuenta con un programa educativo para estudiantes de primaria y secundaria.

Educar para conservar Cocha Cashu

Estación Cocha Cashu

El programa de visitas escolares a la Estación Biológica Cocha Cashu promueve el fortalecimiento de los procesos educativos de las comunidades próximas al Parque Nacional del Manu y la Reserva de Biósfera. Se desea formar una ciudadanía con conciencia ambiental, interés científico y participativa en la conservación de la naturaleza.

 

Este programa existe hace ya varios años, ya que de manera eventual se han recibido a estudiantes de distintos colegios. Sin embargo, fue en el año 2017 en donde se inició formalmente el programa anual de visitas escolares a la Estación Biológica Cocha Cashu.

 

Todos los años, San Diego Zoo Global – Perú y el Parque Nacional del Manu invitan a 10 instituciones educativas locales a visitar la Estación Biológica Cocha Cashu por 3 días. Estas visitas están dirigidas para estudiantes de 5to y 6to de primaria y 2do, 3ero y 4to de secundaria.


Grupo de primaria de Palotoa Teparo al pie de un matapalo gigante.

En cada visita se reciben 15 participantes, en su mayoría son estudiantes seleccionados por sus méritos, y sus acompañantes adultos. Para cada visita se prepara una serie de actividades basadas en el método científico y el conocimiento tradicional indígena para poder entender el valor del ecosistema de Selva Tropical, así como la importancia de la participación ciudadana en la conservación de la naturaleza.

 

Este programa se creó a partir de la necesidad de incrementar el conocimiento de la poblaciones locales acerca de la importancia de las áreas protegidas como el Parque Nacional del Manu y de las actividades que se realizan dentro de este. Una de ellas es la investigación que se realiza en la Estación Biológica Cocha Cashu y qué mejor forma de conocerla y vincularse con ella que en la experiencia directa que brinda una visita educativa.

 

En esa visita los niños tendrán como prioridad fomentar un ambiente de trabajo basado en el entendimiento mutuo, el respeto por la vida y el desarrollo de la curiosidad y pensamiento crítico en los estudiantes que nos visitan. Se espera que los niños puedan llevarse principalmente dos pensamientos:

 

El entendimiento y valor del ecosistema de Selva Tropical es construido desde las perspectivas científica y tradicional indígena.

La participación de los y las miembros de la comunidad, sean jóvenes o adultos, es importante para la conservación de la naturaleza.


Estudiantes de primaria identificando muestras de macroinvertebrados.

Para ello se han diseñado varias actividades. Estas se basan en despertar la curiosidad de los estudiantes para que generen preguntas y utilicen su creatividad para resolverlas. Las actividades empiezan incluso antes del viaje, se les indica a los estudiantes que al llegar a la estación deben realizar “La Entrevista al Sabio o Sabia Local”. Esta tarea consiste en entrevistar a un anciano o anciana de la comunidad y que les cuente cómo era la vida cuando él o ella tenía la edad de los estudiantes.

 

Durante el viaje, los estudiantes recibirán una guía de actividades para resolver en diferentes puntos del viaje. Esta guía incluye realizar entrevistas a los guardaparques del Parque Nacional del Manu, documentar las especies de aves que van observando en el río y hacer descripciones de los cambios que observan en el paisaje desde que salen de su comunidad hasta llegar a Cocha Cashu. Al final de las visitas se espera que cada grupo se comprometa con acciones de conservación en sus comunidades y que los docentes planifiquen algún proceso educativo.

 

La idea es que los estudiantes se empoderen a partir de la visita; que reafirmen sus conocimientos sobre la naturaleza y que puedan compartir sus nuevos aprendizajes con sus compañeros y comunidades.

 

Karla Ramirez, Coordinadora de Educación Ambiental Intercultural EBCC, nos comenta que en el futuro esperan que en el Perú las visitas educativas a áreas protegidas y centros de investigación se conviertan en parte de la currícula escolar. También, que el financiamiento para estos viajes no sea un impedimento para que más estudiantes puedan conocer desde la experiencia directa la biodiversidad del Perú. Finalmente, deseamos que las experiencias de cada grupo escolar que visite la Estación Biológica Cocha Cashu se consoliden en acciones y productos concretos en sus comunidades e instituciones educativas.

 

Imagen de aromero

Trabajo para mantener a mis gatos.

Compartir en: