Curiosidades · 05 de Jul 2016

Una vuelta por la Feria Cachinera Rodante

El fin de semana dimos un recorrido por esta peculiar feria.

Una vuelta por la Feria Cachinera Rodante

Créditos de la foto: Facebook Feria Cachinera

Las ferias de productos independientes y de segunda mano han llamado la atención de muchos en las redes sociales. Basta con ver tu muro Facebook y lo más probable es que te encuentres con invitaciones a este tipo de eventos. Esta semana visitamos la Feria cachinera rodante en Barranco, una de las más reconocidas en su rubro.

 

Después de un apretado viaje a bordo de un micro de la ruta 73, bajamos en la primera cuadra de Pedro de Osma en Barranco. Detrás de la casa Solari, un espacio para distintos negocios: el Victoria Bar, La Zapatería y la galería Juan Parra del Riego, bajo unos largos toldos varias marcas de ropa, artículos decorativos y sellos editoriales y musicales se organizaron.

Moda responsable

Desde las 11:00 de la mañana, la organizadora, Alejandra Dávila, corría de una lado a otro y varios chicos, propietarios de marcas y proyectos emergentes, iban colocando sus productos sobre las mesas de los stands. Mientras dabamos un par de vueltas, nos animamos a detenernos en el primero que llamó nuestra atención. Dio la casualidad de ser el de Alejandra, quien además de organizar la feria, impulsa la marca de ropa vintage Malagracia. Una marca que surgió de la idea de darle una segunda oportunidad a la ropa de estética retro. “No es que toda la ropa que se use sea de segunda, ya que sería ingenuo. Pero al combinar ropa que ya no quieren terceros con ropa que uno compra en los supermercados o mercados se ayuda un montón”, comentó Alejandra. Buscando entre la ropa que colgaba de un largo perchero de dos niveles, encontramos chompas  y blusas en muy buen estado desde S/.5 soles.

Para todos los gustos

Seguimos caminando mientras escuchábamos una canción de Los Lagartos por los parlantes del local y otro stand nos sorprendió por lo colorido de unas medias que colgaban de un perchero. Era el stand de Cositas curiosas, una marca de ropa y productos de estética ecléctica. Al conversar con la vendedora, nos contó sobre esas medias tan particulares de marca Abnormal, una serie de medias con diseños de animales y dibujos animados dirigidas a mujeres (te recomendamos visitar su página de Facebook,  donde encontrarás otras novedades de sus productos). Luego de haber escogido un par de medias de Bob Esponja y otras cosas más, caminamos hasta el puesto de Ñusta princesa, un stand que a primera vista no llama mucho la atención por el tamaño de sus productos, sino más bien por toda las chicas que dan vueltas alrededor. Allí, nos tuvimos la oportunidad de conversar con una de las compradoras llamada Isabel, quien nos mostró lo que había comprado y nos contó por qué viene a estas ferias, “Aquí encuentras cosas bonitas y originales a bajo costo. Además hay talleres y te regalan plantitas".

 

Entre los están de ropa y artículos bonitos, vimos un espíritu de emprendimiento muy importante. Dando una vuelta final, como quien no quiere irse, nos acercamos a una mesa llena de libros. Se trataba de la editorial independiente Edita: El gato descalzo, una editorial que convive entre el mundo físico y el digital. Germán Atoche Intili, el director, fue muy amable cuando nos atendió y mostró todos los ejemplares que había llevado.

 

Iniciativas como la Feria Cachinera Rodante manifiestan la inquietud y creatividad de los jóvenes, ¿conoces alguna otra feria o tienda como esta? Cuéntanos o envianos fotos para visitarlas pronto.

Chiclayo y tortitas de choclo. Lo demás no importa

Compartir en: