Curiosidades · 15 de Abr 2020

Estos tiernos gatitos te atenderán cuando vayas a comprar a la bodega

Conoce las historias de los michis más trabajadores de nuestro país en esta nota.

Estos tiernos gatitos te atenderán cuando vayas a comprar a  la bodega

Difusión / Canal IPe

¿Michis trabajadores? ¿Eso existe? Claro que sí. Las historias de estos adorables gatitos se cuentan en la página peruana Gatos Bodegueros, creada en 2014, para compartir fotos y crónicas de gatos que se ganan sus croquetas a base de sudor y trabajo duro. 

 

Si visitas este fanpage no solo encontrarás conmovedores relatos de nuestro país, sino también de diferentes partes de Latinoamérica como Argentina, México o Chile. 

 

En esta nota hemos recopilado las historias de tres gatitos negociantes que seguro se robarán tu corazón (y tus likes). ¡Vamos a conocerlos!

Mufasa

Este michi aprendió desde muy pequeño el arte de la buena atención al cliente: ponerse panza arriba, ronronear y cobrar. Su talento como bodeguero lo hederó de su familia. Su papá y su mamá trabajan vendiendo abarrotes en la bodega Kimilay (Jr. Gregorio Paredes 136, cercado de Lima. Referencia: a una de la Plaza Bolognesi). 

 

La pareja tuvo cinco hijos. Cuatro de ellos fueron dados en adopción y Mufasa se quedó junto a ellos en la bodega. Sus actividades favoritas son dormir y saludar a los visitantes. Recién tiene ocho meses, pero estamos seguros que cuando crezca sabrá sacar adelante al negocio familiar.

 

Estos tiernos gatitos te atenderán cuando vayas a comprar a  la bodega

Perla 

Ella es Perla y trabaja en un bazar en Chorrillos ubicado en la cuadra dos de la Calle Richardson. Generalmente es muy amable, pero cuidado, si la visitas en su hora de refrigerio puede que te dé la espalda o te saque la lengua. ¡Con su descanso no te metas!

 

Junto a su humana ella vende de todo: desde peluches, loncheras, alcancias y cintas para el pelo hasta disfraces. ¡Es una trabajadora muy responsable!

 

Estos tiernos gatitos te atenderán cuando vayas a comprar a  la bodega

Piticlín

Desde hace tres años Piticlín trabaja como supervisor de venta de botones en la Pasamanería Solís que está dentro del Mercado Central del Callao. Según su jefe, es un profesional muy eficiente. Si buscas algún botón, Piticlin te pide la muestra y se pone a jugar y buscar. 

 

Si visitas su negocio, no toques nada sin preguntar, él cuida celosamente toda su mercadería y amenaza con morderte si agarras algo sin pedir permiso.

 

Estos tiernos gatitos te atenderán cuando vayas a comprar a la bodega

 

¿Conoces michis tan trabajadores y talentosos como estos? Comparte sus historias con nosotros en los comentarios. ¡Los gatos no dejan de sorprendernos con sus ocurrencias!

Etiquetas: 
Imagen de cdiaz

 De ningún lado del todo y de todos lados un poco

Compartir en: