Cine y Teatro · 12 de Jul 2017

Pacificum: la película peruana que nos une con el mar

Pacíficum cuenta la historia del Mar Peruano a través de increíbles imágenes aéreas, acuáticas y terrestres del Mar Peruano. Se estrena el 28 de septiembre.

Pacificum: la película peruana que nos une con el mar

Canal IPe

Delfines, ballenas, krill y cientos de aves migratorias aparecen junto a impresionantes atardeceres en el océano y formaciones rocosas en el tráiler de Pacificum, el retorno al océano, la primera película documental de divulgación científica sobre el Mar Peruano. La cinta busca sensibilizarnos sobre la importancia y conexión natural que tenemos con esta valiosa fuente de biodiversidad.

 

Hace cinco años, un grupo de científicos y especialistas empezaron el rodaje de la película gracias al apoyo de Concytec. Esta aventura los llevó a recorrer los 3080 km de nuestra costa y explorar cómo los primeros pobladores peruanos se relacionaron con el mar y cómo lo hacemos en la actualidad.

 

El documental fue impulsado por los productores Evelyn Merino y Henry Mitrani y dirigido por Mariana Tschudi. Además, cuenta con los aportes científicos de investigadores destacables como el biólogo Yuri Hooker, la especialista Belén Alcorta, el palenteólogo Rodolfo Salas y el urbanista Jose Canziani.

 

El estreno de la película de 75 minutos se estrenará el 28 de septiembre en las salas de cine peruanas, pero además será proyectada durante el Festival de Cine de Lima en agosto.

Mira el video y lee la entrevista completa a Mariana Tschudi:

¿Cómo surgió la oportunidad de hacer Pacíficum?

Empezó con Henry Mitrani y Evelyn Merino Reyna (productores). Iban a hacer un libro con la fotografía aérea de la costa peruana y el mar y Evelyn quería que el libro venga con un documental, y me invitó a dirigirlo. Al final nos fuimos más hacia el video y ellos quedaron como los productores de esta película documental.

¿Por qué consideraron importante incluir información sobre la relación de nuestros ancestros con el mar en la película?

Ese tema era clave. La relación que había antiguamente con el mar era de un respeto y devoción absolutos. Hay templos que están al borde del mar que no tienen ningún otro sentido si no es para una ofrenda al mar. Si tuviéramos aún ese respeto, esa reciprocidad, sería otra la relación que tendríamos hoy en día. Si sacas mucho, también das mucho. Pero se ha cortado esa relación, ahora solo se trata de sacar todo lo que puedas como si fuera una fuente inagotable de recursos y no lo es, se está agotando. Se trata de reconectar esa consciencia otra vez para encontrar ese balance.

¿Cuál fue el mayor reto durante el rodaje de la película?

El mayor reto fue tener una gran cantidad de información, cómo condensarla, y decidir qué era lo más importante contar. Eso fue el mayor reto para todos, ha sido un trabajo en equipo.

Trabajar con la naturaleza también requiere de mucha paciencia.

Es complicadísimo. Con el tema de las ballenas nos tomó cuatro años para filmarlas con los drones porque solo están en fechas específicas. Salía el drone, que con la batería de la cámara dura muy poco, y justo cuando lo lanzábamos, la ballena no salía; o durante el buceo, hacíamos todo el plan de rodaje y encontrábamos el mar turbio, no había nada que filmar.

¿Crees que el documental se lanza en un momento importante de debate sobre la gestión del mar peruano?

Nosotros queremos apoyar -y nos parece clave en la película- el tema de hacer la reserva en el norte del Perú. Se ha quedado estancado y ojalá esta película impulse o retome el tema porque es una manera concreta y necesaria para preservar la biodiversidad. Aquí, en esta zona chiquita, está el 70% de toda la biodiversidad. Ese mensaje también está en Pacíficum.

¿Por qué esta reserva es importante para el país?

Hay un momento en el documental en el que salen un montón de cangrejos y pareciera que es como una abundancia de vida, pero esa abundancia quiere decir que ya no están los depredadores de ese cangrejo. Ya no existen. Esa reserva permitiría que las especies, el balance y la biodiversidad se restablezcan. Quizás habrían especies que podrían resurgir.

¿Ese es el mensaje principal de la película?

El principal mensaje es simplemente enamorarte del mar, que comprendas toda la vida que hay abajo, que comprendas la relación que teníamos antiguamente con el mar. Es nuestro. Era simplemente (cuestión de) meter la cámara y que veas.

¿De qué manera influenció el rodaje de la película en tu vida?

Yo comencé a bucear a raíz de este proyecto. Cuando comencé, me sentía un pez más en el agua. Una vez que bajas y estás al nivel del lobo marino y cualquier pez, los ves como seres; nos miramos a los ojos, nos reconocemos. Eso, más la conexión con tu respiración -porque ahí si se te acaba el aire, te mueres, tienes que estar muy consciente, como agradeciendo cada bocanada de aire- me llevó a un nivel de consciencia personal y con los seres del mar, que me transformó.

Imagen de ccontreras

Sin bolsa, por favor.

Compartir en:

Mantente al día con el Newsletter de Canal IPe

Canal IPe ® Todos los Derechos Reservados 2017

Síguenos en:

® Todos los Derechos Reservados 2016