Artes · 28 de Jul 2020

Megumi Nagayoshi: 5 lecciones que me dio el origami

La artista Megumi Nagayoshi nos cuenta cómo el origami cambió su vida.

Megumi Nagayoshi: 5 lecciones que me dio el origami

Megumi Nagayoshi / Canal IPe

El origami siempre estuvo presente en la vida de la artista Megumi Nagayoshi. Gracias a que creció en una familia peruano-japonesa, tuvo varios acercamientos a este arte desde muy pequeña. 

 

Pero no fue hasta que llegó a quinto de secundaria, cuando consiguió un trabajo como profesora asistente de origami para niños, que se enamoró por completo. Ahora tiene un emprendimiento llamado Origumi, en donde ofrece verdaderas obras de arte hechas con papel. 

 

En Canal IPe, ella nos cuenta cinco cosas que ha aprendido del origami, desde que empezó hasta hoy.

A ser paciente

Megumi explica que normalmente le cuesta lograr sus metas, pero gracias al origami ha aprendido a tener paciencia y a pasar por todo el proceso. Aquí la flojera no existe. 

A ser perseverante

Puede que a la primera la figura no te quede tan bien como hubieras querido, pero lo tienes que volver a intentar una, otra y otra vez hasta tener un buen resultado. Necesitas esforzarte para que la grulla que quieres hacer te salga como realmente es. ¡El origami es un gran motivador!

 

Megumi Nagayoshi: 5 lecciones que me dio el origami

A ser amable consigo misma

“Es que yo no soy bueno para esto”, es una frase que siempre escucha mientras da talleres. En su experiencia, las personas solemos limitarnos y ponernos trabas antes de intentarlo. “Puede que a algunos se les haga más difícil, que no tengan el mismo ritmo que otros, pero no se tienen que sentir mal por eso. Es su proceso y está bien. Todos somos capaces de lograrlo”, dice.

 

Megumi Nagayoshi: 5 lecciones que me dio el origami

A compartir con otras personas

Ella explica que en la comunidad no existe recelo ni personas que tengan miedo de que se vayan a copiar de ellas. Todos están dispuestos a ayudar. Este es un arte que incentiva la colaboración.

 

Megumi Nagayoshi: 5 lecciones que me dio el origami

A sentirse cómoda con sus emociones

Para alguien que no puede estar quieta y que vive a mil por hora, como Megumi, practicar origami ha sido una especie de terapia que la ayudó a centrarse, calmarse y valorar el momento presente.

 

Con su trabajo ella quiere inspirar a otros y animarlos a atreverse a realizar nuevas actividades. Para ver más de sus creaciones puedes darle like a su página de Facebook

 

¿Alguna vez practicaste origami? ¡Cuéntanos en los comentarios!

Etiquetas: 
Imagen de cdiaz

 De ningún lado del todo y de todos lados un poco

Compartir en: