Artes · 17 de Feb 2018

Las manos talentosas de los artesanos de Don Bosco

Sus productos son mundialmente reconocidos y hechos por manos peruanas en Chacas, Ancash.

Las manos talentosas de los artesanos de Don Bosco

Canal IPe

Artesanos Don Bosco surgió en 1979, de la mano del párroco italiano Ugo de Censi al crear la escuela de tallado de madera en el distrito de Chacas. Hoy, muchos de sus productos son expuestos en todo el Perú y el mundo.

 

“Para evitar que los jóvenes emigren a la ciudad en busca de suerte, se crearon las familias de Artesanos Don Bosco, a fin de que puedan subsistir cerca a su tierra con el oficio que aprendieron, sin tener que apartarse de sus familias”, nos cuenta la coordinadora de la iniciativa, Gloria Pinto Granda.

 

Hace unas semanas, tuvieron una exposición en un conocido centro comercial de Miraflores. En esta, no solo se presentaron tallados de madera, también obras textiles realizados por los alumnos egresados de los talleres e institutos técnicos especializados fundados por Operación Mato Grosso.

 

1.jpg
Exposición de Don Bosco en Miraflores. 

 

Actualmente tenemos talleres especializados en diferentes técnicas. Contamos con artesanos talladores, carpinteros, escultores en piedra y madera, restauradores de arte, vitralistas, y tejedoras; entre otros. Además, para la visita del Papa Francisco, se usaron hermosas esculturas y sillas en muchas de sus misas.

Una ventana al talento peruano

A pesar de que existen puntos de exposición y venta permanente, Pinto comenta que le gustaría tener exposiciones temporales itinerantes “a fin de hacer más conocida esta hermosa obra”.

 

3_0.jpg
Proceso de tallado. 

 

Sus muebles contienen una influencia del diseño italiano contemporáneo con detalles del imaginario prehispánico. “Nuestra ejecución presenta detalles únicos, como el uso de ensambles de madera para evitar el uso de clavos en la unión de piezas”, añade la coordinadora.

 

Recuerda que puedes verlos y conocer más de su trabajo en este enlace.

Imagen de ccontreras

Sin bolsa, por favor.

Compartir en: