Padres · 08 de Mar 2018

Educando para el cambio

Cuando las aulas se convierten en los espacios ideales para transformar la realidad.

Educando para el cambio

Canal IPe

Son tiempos difíciles para las mujeres y niñas de nuestro país. En un contexto donde la violencia y desigualdad siguen en aumento, nos preguntamos qué podemos hacer para cambiar este panorama, no solo por la generación actual, sino también por aquella que vendrá.

 

La educación es la base de toda sociedad y es la respuesta más clara ante esta situación. Si empezamos a formar a los chicos y chicas en un sistema basado en el respeto y la igualdad, ¿te imaginas a dónde podríamos llegar?

 

“Se debe enseñar a los niños que el hombre y la mujer deben convivir juntos, así como lo hacen y lo harán siempre en la vida. Enseñarles que ambos sexos tienen las mismas oportunidades en el campo de la educación, que ambos pueden tener puntos de vista diferentes y no por eso dejar de ser mejor o peor que el otro”, nos dice Juana Muñoz, Coordinadora del Departamento de Psicopedagogía y Psicología del Colegio Peruano Norteamericano Abraham Lincoln.

 

Para lograrlo, no solo se necesita el compromiso de las familias en casa, sino también la participación activa de los profesores, quienes tienen a su cargo la labor educar y guiar a la futura generación de peruanos.

Del salón a la vida

Acciones como decir “gracias” en retorno a un favor o  saludar antes de entrar a un lugar, son solo algunas de esas lecciones que aprendemos para nunca más olvidarlas. Un efecto parecido es que debemos conseguir mediante acciones que fomenten la idea que todos somos iguales más allá de nuestro género.

igualdad_en_las_aulas_2.png
Para la psicóloga, es importante generar una enseñanza basada en el respeto mutuo y de reconocimiento del otro desde temprana edad. Foto: Difusión

Los salones de clases son puntos claves para reflexionar y generar verdaderos cambios. Basada en su experiencia, Juana nos comparte algunas pautas a seguir.

 

  • Al momento de establecer grupos, los profesores deben fomentar la creación de grupos mixtos para promover una participación igualitaria.

  • Durante las horas de educación física se deben dejar de lado las ideas que los hombres juegan fútbol o básquet y que las mujeres practican gimnasia o vóley. La tarea está en distribuir equitativamente las actividades y formar equipos de ambos sexos.

  • Implementar espacios para debatir sobre los estereotipos de nuestra sociedad es un gran paso para lograr la equidad. Podemos conversar sobre las profesiones que se creen solo de hombres o mujeres o cuentos e historias que muestren a personajes no estereotipados.

  • Si el colegio tiene un comité estudiantil o alguna alcaldía, es importante considerar la participación de niñas y adolescentes en alguna de estas posiciones.

  • Los profesores tienen que estar atentos al comportamiento de los chicos y chicas dentro del salón, por lo que es importante indagar si existe algún rasgo sexista en la familia que afecte a los demás estudiantes.

  • En caso hayan juguetes en el salón, se debe permitir que los niños y niñas jueguen con los que se sientan más cómodos más allá del género. También se deben evitar, en la medida de lo posible, frases como “los niños no lloran”, “esas son cosas de niñas”, “pareces una princesa”  o “eres un hombre grande”.

 

No obstante, de nada sirve si limitamos estas enseñanzas al colegio. En casa debemos  fomentar la igualdad de género con acciones tan sencillas como la designación de los quehaceres del hogar, haciendo que todos colaboren y tengan las mismas responsabilidades.

 

Los objetivos están claros, ¿listos para tomar el desafío?

Imagen de mvillafranca

Viajar, café, música, llamas, alpacas y mucho queso

Compartir en:

No te pierdas ningún artículo de

suscríbete ahora

Mantente al día con el Newsletter de Canal IPe

Canal IPe ® Todos los Derechos Reservados 2017

Términos y Condiciones

Síguenos en:

® Todos los Derechos Reservados 2016