Padres · 10 de Oct 2017

Alejandra Valencia: “No es que la ciencia sea aburrida o divertida, depende de cómo tú la veas”

Una de las niñas científicas MaCTec busca romper los esquemas establecidos en el mundo de la ciencia.

Alejandra Valencia

Cana.

Alejandra Valencia Papa tiene nueve años y nos habla, con toda la naturalidad del mundo, sobre el proceso que siguió para extraer el ADN de un kiwi y una fresa, el proceso físico que sigue nuestro cuerpo para generar una simple mueca o lo que descubrió cuando examinó el cerebro de una vaca, un pollo y una rata.

 

“Una de las cosas que aprendí fue que cuantas más arrugas tiene el cerebro, es más inteligente, tiene más capacidad por así decirlo. Los humanos tienen una cierta cantidad de rayitas y está casi descubierto que los delfines tienen más. Los ratones solo tienen una en el medio y dos a los lados, casi no tienen nada pero su instinto es mejor que el de nosotros”, nos explica con gran entusiasmo.

 

Ella es integrante de la última promoción de niñas MaCTec, una organización social que potencia la creatividad y curiosidad de niñas entre los ocho y once años a través de talleres de ciencia. Con la ayuda de científicos nacionales y extranjeros de gran renombre, MaCTec busca que las niñas cuestionen todo lo relacionado a su universo e investiguen sus propias respuestas. 

 

“No es normal que mujeres o niñas lleguen a ser científicas. No es cierto que supuestamente los hombres son mejores para algunos trabajos que las mujeres. Todos podemos ser mejores pero no por ser hombres o mujeres (…) Se ven mayormente científicos hombres, pero casi nunca científicas mujeres porque dicen que no son capacitadas o no toman su ciencia en serio”, comenta Alejandra.

Tomando la ciencia en serio

Lucero Papa es la mamá de Alejandra y nos cuenta que su hija siempre fue súper curiosa pero que no encontraban un espacio donde ella pudiera desarrollarse más. Al enterarse de MaCTec y la nueva convocatoria para sus talleres, Lucero decidió inscribir a Alejandra en secreto. Cuando salieron los resultados, la alegría de ambas fue enorme.

 

Es así que Alejandra empezó a ir a los talleres. En cada sesión aprendía más y más cosas, algo que sorprendía a sus propias compañeras de colegio. Ella, con calma, les explicaba que todo, por muy raro o extraordinario que parezca, es algo real que pasa en nuestro cuerpo, en nuestro mundo.

MaCTec
Las niñas MaCTec llevan talleres que les hace potenciar su creatividad y así ver el mundo con otros lentes. Imagen: MaCTec.

 

Esta pequeña científica dice que los talleres le han ayudado a ser más creativa y a tener más confianza en ella como niña. También le han hecho tomar la ciencia más en serio, tanto que quiere convertirse en científica, inventora, dibujante y escritora.

 

“A las niñas les diría que no necesariamente deben saber ciencia, sino que se deben interesar — nos aclara —. La ciencia te puede enseñar las respuestas a las preguntas que desde pequeña te hacías. También te hace saber un poco más y a estar más interesada en esto”.

 

Alejandra les ha pedido a sus papás un set de ciencia, de esos que se usan en los laboratorios. Ella quiere ser reconocida como una niña apasionada por la ciencia al investigar más y descubrir más cosas. Hay que seguirle los pasos de cerca, que ella está dispuesta a conquistar el mundo a la velocidad de la luz.

 

Imagen de mvillafranca

Viajar, café, música, llamas, alpacas y mucho queso

Compartir en:

Contacto

Mantente al día con el Newsletter de Canal IPe

Canal IPe ® Todos los Derechos Reservados 2017

Términos y Condiciones

Síguenos en:

® Todos los Derechos Reservados 2016